2 de febrero de 2015 17:42

El 80 % de las aguas residuales mundiales no se descontamina

El tratamiento inadecuado de las aguas residuales provoca enfermedades, muerte prematura y absentismo escolar. Foto: Archivo EL COMERCIO

El tratamiento inadecuado de las aguas residuales provoca enfermedades, muerte prematura y absentismo escolar. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE
Nairobi

El 80% de las aguas residuales mundiales no reciben un tratamiento adecuado para evitar la contaminación y la propagación de enfermedades, una situación que perjudica sobre todo a los países menos desarrollados, denunció hoy (2 de febrero de 2015) la ONU en un informe.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) instó a los gobiernos a convertir el tratamiento de las aguas residuales en una prioridad para la agenda del desarrollo que debe aprobarse para dar continuidad a los Objetivos Del Milenio (ODM), que concluyen este 2015.

"No podemos seguir consumiendo agua en cantidades cada vez mayores y verterla sin tratar en los ecosistemas de los que dependemos para mantener la vida", insistió en un comunicado desde Nairobi el secretario general del PNUMA, Achim Steiner.

El informe, titulado 'Gestión de Aguas Residuales', señala que el daño ocasionado por las aguas residuales a los ecosistemas y la biodiversidad es "grave" y advierte que supone una amenaza para la salud humana y la actividad económica.

Se estima que las poblaciones urbanas se duplicarán en las próximas cuatro décadas y que 21 de las 33 megaciudades del mundo están en la costa, donde los vertidos de aguas sin tratar ponen más en riesgo el ecosistema.

"Se ha descuidado la gestión de las aguas residuales en un afán de comercializar la producción de agua potable", señala el informe elaborado por el PNUMA, ONU Hábitat y la OMS, y esto afectará al desarrollo económico y a la salud pública.

La directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, la doctora María Neira, destaca cómo el uso informal y poco seguro de las aguas residuales puede poner en peligro la salud de los agricultores, las comunidades locales y los consumidores.

Según el informe, los países en desarrollo poseen sólo el 8 % de la capacidad necesaria para tratar las aguas residuales de manera efectiva. Los países donde menos se tratan las aguas residuales son los del Sudeste Asiático, los de la zona del Mar Caspio, el Caribe y África.

En el caso de África subsahariana, el Informe sobre Agua y Saneamiento de 2014 publicó que más de 547 millones de africanos no tienen acceso a servicios básicos de saneamiento.

Enfermedades, muertes prematuras y absentismo escolar provocados por la contaminación del agua están costando miles de millones al año al Producto Interno Bruto (PIB) del continente, afirmó la ONU.

Las Naciones Unidas instaron a los gobiernos a que la gestión de las aguas residuales sea un objetivo del desarrollo con vistas a la próxima conferencia sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, Hábitat III, que se celebrará en Ecuador en 2016.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)