18 de julio de 2014 17:45

'El Abrazo' es el resultado de dos años de trabajo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 0
Redacción Cultura

El grupo de danza contemporánea Talvez, de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), ha trabajado por más de dos años en el montaje de 'El Abrazo', una obra escénica acompañada por músicos que interpretan sus composiciones en vivo.

Su directora y coreógrafa es Marcela Correa, coordinadora del área de Artes Escénicas de la USFQ, quien además se formó como bailarina bajo la dirección de los maestros Kléver Viera, Terry Araujo y Wilson Pico.

'El Abrazo', cuenta Correa, es "una investigación de lenguajes alternativos enbque no se han coreografiado con una secuencia de formas que el coreógrafo pone, sino a partir de las sensaciones corporales que se van sucediendo" las acciones.

Los bailarines exponen sus cuerpos y expresiones al momento escénico para acercarse a la experiencia de la ausencia de mucha de la colectividad moderna, el ser incompleto.

El violín, las voces y la pieza sonora se ajustan al movimiento de los bailarines y ellos, por su lado, se toman su tiempo para cada ejecución de toda la obra, 'El Abrazo' está en constante desarrollo.

Al comienzo del montaje de la obra "todo se hizo en silencio", cuenta Marcela Correa, y fue desde esa manera de poner en escena el trabajo como el elenco y la directora buscaron qué música sería la idónea para acompañar las expresiones elaboradas.

Emilio Cordero, director musical, junto a Gerson Guerra, violinista y cantante, crean un ambiente envolvente en este trabajo que simboliza "el abrazo que nunca llega", el deseo que tenemos del otro pero no viene de la manera anhelada, explica la directora y coreógrafa.

En las tablas, Alejandra Larrea, Daniela Cevallos, Juan Fernando León, Mashol Rosero y Pablo Yépez son un cuerpo integrado al movimiento de las sensaciones que la obra quiere remover.

El desgarre sonoro prepara la mirada cuando en la introducción todos observan hacia un punto fijo que está tras los telones, una incertidumbre que se pone hacia delante (de ellos y del público); metáfora de la comunicación humana, de la supuesta obviedad de las cosas y las acciones, de lo que está en frente pero es difícil palpar o ver con transparencia.

En otro momento de la obra todos quieren bailar, tomarse de las manos y estrecharse. Buscan el contacto que se afirma en el toque corporal que rebase lo instantáneo, sin embargo, se frustra aquella búsqueda y las ansias aumentan, el ritmo marca una locura colectiva que no haya lo querido.

El grupo de danza contemporánea Talvez, formado en el 2008, tiene en sus planes apuntar a varios festivales de danza y llevar su trabajo a distintos espacios escénicos.

Hoy, viernes 18 de julio, y mañana, sábado 19 de julio, estarán en el Teatro Variedades Ernesto Albán (en la Plaza del Teatro) a las 19:30. El valor de las entradas es USD 8 general y USD 4 estudiantes y tercera edad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)