Tema
Julio Pazos Barrera
domingo 06/08/2017
Viaje a través de la cocina patrimonial
La historia de la cocina ecuatoriana está representada por platillos que permanecen hasta hoy en las mesas de los hogares. Son recetas que disfrutan todas las clases que han conformado la sociedad ecuatoriana por varias generaciones. El escritor, poeta e investigador culinario Julio Pazos decidió destacar estas preparaciones en su libro ‘Elogio de las cocinas del Ecuador’, de reciente presentación.
jueves 23/03/2017
Fernando Nieto Cadena
Su poemario De buenas a primeras (1976), editado por la Casa de la Cultura, Núcleo del Guayas, disgustó a quienes opinaban sobre literatura en los medios del Puerto. Dijeron que la institución mencionada malgastaba el dinero en publicaciones que atentaban contra el “buen gusto”. Desaprobaban el lenguaje y las construcciones de la expresión literaria. Veían irrespeto e ignorancia en los textos.
viernes 10/02/2017
Monseñor Luna Tobar
No era amigo de la psicología experimental y para enfrentarla recurría a la descripción del cerebro y al finalizar, hablaba del misterio de la conversión de los procesos físico-químicos en ideas, proceso que ocurría en las neuronas y que para él se presentaba como un misterio no resuelto por la ciencia. De hecho, no desconocía las investigaciones alemanas sobre el tema, pero refutarlo era recibir una candorosa sonrisa y nunca un desplante de superioridad.
sábado 17/12/2016
Ana María Iza
No es necesario preguntar ¿para qué sirve la poesía? Si, de hecho, su utilidad no se relaciona con los costos de la producción, los que finalmente acaban en cuentas bancarias o en siniestras competencias guerreras. La poesía sirve para cuestionar el mal uso del mundo y la desviación de la inteligencia. La pregunta no encuentra una respuesta. No obstante, la poesía seguirá latiendo mientras exista el lenguaje.
viernes 22/01/2016
La Estética de la Indolencia
Columnista invitado De hecho, la contemplación conduce al silencio y en principio esta situación humana se opone a la escritura literaria. Pero la contemplación silenciosa se convierte en el tema de dos relatos, uno de Melville y otro de Camus, que muestran una actividad literaria en extremo laboriosa. El ensayo de Santiago Peña Bossano, ganador del Premio nacional de literatura “Aurelio Espinosa Pólit”, 2015, no se ocupa de la retórica, es decir del arte literario de los autores mencionados, se detiene en el análisis del modo de ser de Bartleby, personaje de Bartleby el escribiente, relato de Herman Melville, y de Meursault, protagonista de la novela de ‘El Extranjero’, de Albert Camus.
martes 01/12/2015
La monedita del alma
Siempre estamos de vuelta; así, no ha de extrañarnos esta expresión nuestra que abochornaba a viejos puristas: ‘vamos a volver’, porque vamos dispuestos al regreso. Y si, gracias a la ida, vivimos las gratísimas experiencias de conocer a gente estupendamente culta, abierta a toda conversación, dispuesta a compartir autores, libros, discos, direcciones, entusiasmos, experiencias, amigos, sueños, sentimos que nada es mejor; que sabiduría es mucho más que erudición, aunque también; más que memoria, y también; más que bondad y simpatía. Sabiduría es poesía, creatividad, búsqueda -de justicia y belleza. El regreso nos permite entregar algo de lo mucho recibido.
lunes 22/12/2014
Julio Pazos evoca la comida nacional desde sus recetas; su libro circula hoy
En la niñez, Julio Pazos Barrera, poeta y estudioso de nuestra gastronomía, pasó entre los deliciosos sabores de la comida que preparaba su abuela materna, Aurora Castro, quien instaló el primer hotel en Baños, Tungurahua, en 1938.
martes 22/04/2014
Almendros y alcaravanes
En 1968, un año después de la publicación de 'Cien años de soledad', en la Editorial Sudamericana, un ejemplar pasó de mano en mano en Quito. Me lo prestó Francisco Tobar García y la condición fue que lo leyera inmediatamente. Tardé un día y una noche, porque no era posible detenerse. Me pareció que ese texto recogía muchos acontecimientos reales e imaginarios que hacían la vida del pequeño cantón en el que nací. Leer la novela fue convencerse, de una vez por todas, que se podía recuperar el mundo, con su encanto y su tragedia, mediante el arte de la escritura.