Jorge Ribadeneira

La Voz de la Capital

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
18 de August de 2013 00:03

Un día como hoy -domingo 18 de agosto, allá por 1940- salió al aire una nueva emisora en la ciudad. El conocido locutor Jorge "flaco" Carrera anunció con su voz característica. "Están escuchando, amigos oyentes, a la nueva y esperada emisora Radio Quito, la Voz de la Capital". Durante la mañana se transmitió un clásico del fútbol ecuatoriano, nada menos que un Pichincha versus Guayas, animado por el locutor deportivo Augusto de la Rada.

-¡Gol. Goool de Pichincha!-, fue el grito que animó en cuatro ocasiones la jornada, con golazos de las figuras de la época. Primero, del manaba quiteñizado Pedro Alcívar, un típico goleador que era, además, Jefe de Talleres del diario EL COMERCIO, un periódico que ya había salido de la juventud para entrar a la madurez con sus 34 años. Luego, el segundo gol pichinchano, anotado por el mejor puntero izquierdo del Ecuador, el quiteño Augusto Freire, y el tercero, obra del tremendo cañonero riobambeño César Garnica, titular del Titán y luego del Aucas, autor indiscutible y celebrado del "garnicazo". El cuarto gol fue también de Freire y solo entonces descontaron los ñaños guayacos por acción del "manco" Arenas.

-Muy bien, muchachos, dijo e l director de la nueva emisora, don Carlos Mantilla Ortega, pero tenemos que mejorar la transmisión. "Sí, don Carlos, pero hay que mejorar también la potencia. Hoy solo nos han escuchado hasta Machachi", fue una respuesta, según fuentes dignas de crédito.

La noche inaugural de Radio Quito fue toda una fiesta. Uno de los presentes fue el encargado del poder, doctor Julio E. Moreno, quien en sus breves palabras, tras ser saludado por otro locutor estrella -Gabriel Vergara Jiménez- recordó que en su juventud fue periodista de EL COMERCIO y dijo que se sentía como en casa. Era el Presidente del Congreso y esperaba la hora de entregar el mando al presidente electo, Carlos Alberto Arroyo del Río.

La nota destacada estuvo a cargo de un dúo improvisado, al cual Jorge Carrera presentó como formado por "las mejores voces del Ecuador" y no exageraba, sin duda. El gran cantor era Luis Alberto Valencia, el Potolo, todo un campeón interpretando pasillos o tangos. Ella, la "Alondra de Calacalí" para unos y la "Reina del pasillo" para otros. O sea Carlota Jaramillo. ¿Qué más podemos pedir, Señor?, clamó el flaco Carrera. "Con claridad lejana de soles enlutados", cantaron ellos. Letra del gran Ángel Leonidas Araujo y música de Cristóbal Ojeda Dávila, el compositor que fue asesinado sin motivo alguno en 1932, durante la sangrienta "Guerra de los cuatro días". El dúo Carlota-Potolo era sensacional pero en Radio Quito actuaría otro súper, que ya estaba contratado: Benítez y Valencia.

Desde entonces Radio Quito es parte de la historia radiofónica de Quito, con sus muchos altos y uno que otro bajo, como todo en la vida. La Voz de la Capital comenzó un día como hoy, domingo 18 de agosto.