Alfredo Negrete

Rumbo a Granma

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
29 de December de 2011 00:02

Con este título el columnista José Eliaschev analizaba en La Nación de Buenos Aires la decisión gubernamental –vía parlamento- de aprobar una ley que regule y controle la producción del papel para la prensa. Antes, tal objetivo, había fracasado al no poder controlar societariamente a la empresa Papel Prensa que produce el 70% del producto que utilizan los diarios argentinos; sin embargo, la nueva mayoría peronista allanó el camino para suprimir en la práctica la libertad de expresión que se manifiesta por la prensa escrita. En esta circunstancia corresponde en ese país o en cualquier otro un interrogante: ¿es posible ser independiente en la información y en la opinión cuando la materia prima de la impresión es controlada por el Ministerio de la Economía dependiente de la Presidencia de la República? La respuesta no es difícil, pues la historia de la humanidad enseña que todo poder tiene secretos y que prefiere que algunas acciones o hechos no se conozcan hasta ser debidamente maquillados o aderezados. En esa paradoja entre el bien común y bien político radica la naturaleza de la democracia que se logra únicamente con la plena libertad para poder investigar y trasmitir sin ninguna cortapisa los asuntos de interés público.

Luego de esta traumática experiencia de la libertad en Argentina, a los pocos días de que la presidenta Cristina Fernández asuma el poder por segunda oportunidad, surge una inquietud para el caso ecuatoriano: ¿por qué no sucede lo mismo, si el Régimen lo controla casi todo? Ensayando una respuesta se puede afirmar que falta la “guinda del pastel” que es la reelección, la cual puede ser segura, aunque será una incógnita la composición de la Asamblea Nacional, luego de la sorpresa que nos llevamos el día de la consulta popular.

Los escenarios electorales de esta época son muy similares entre Ecuador y Argentina. En ambos países el gobierno perdió en la consulta popular y en la elecciones legislativas del 2009, respectivamente. Sin embargo, Cristina Fernández se recuperó, aprovechó el boom de la soya y la suicida división de la oposición. En el caso ecuatoriano el primer factor es el alto precio del petróleo, la economía popular subsidiada y las obras públicas que son impactantes; además, no hay que descuidar que han repatriado al “Antonio Valencia” de la economía nacional,

En estas circunstancia de lograrse el resultado de partida doble-Presidencia y Asamblea- sería apropiado leer el párrafo final del artículo de Eliaschev:”¿Por qué no galvanizar a Página/12, Tiempo Argentino, El Argentino y a los muchísimos otros medios tributarios del Gobierno, en una sola voz, capaz de presentar combate a los medios aún sobrevivientes? Sería como un "Granma" nacional y popular, para tomar el ejemplo del diario que oficia de órgano del gobierno de Cuba desde hace medio siglo y que no compite con nadie, porque la prensa es en esa isla un monopolio del Estado”.