18 de March de 2010 00:00

Preocupación

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Miguel Macías Carmigniani

Me preocupan las dudas que varios economistas han manifestado tener sobre la reserva monetaria de nuestro país. Sería inaceptable que los balances del Banco Central (BC) no cuadren, como algunos han manifestado públicamente.

En un artículo anterior, comenté sobre las inversiones que está haciendo el Gobierno a través de la banca pública, pero ahora que se ha denunciado que del BC se transfirieron reservas de oro al Presupuesto General del Estado, las cuales han sido reclasificadas como utilidades susceptibles a ser distribuidas, mi preocupación ha subido de tono. Me preocupa que se eliminaron los bonos AGD para pagar a los depositantes de la crisis de 1999, sin que el Gobierno haya podido recuperar gran parte de los dineros que fueron entregados a los bancos quebrados, lo cual complica la situación financiera del Ecuador. Ojalá que estos hechos no impidan que el Gobierno obtenga créditos internacionales blandos para paliar la crisis financiera que enfrenta.

El Gobierno ya se comprometió a pagar el crédito de 1 000 millones a China, con petróleo.

¿Con qué pagará el crédito que debe obtener para financiar la construcción de la represa Coca-Codo Sinclair? ¿Lo hará con la venta de energía eléctrica que genere la misma represa? Ese puede ser un camino.

Temo que los prestamistas internacionales, al constatar que el Presupuesto está desfinanciado en más de 3 000 millones de dólares, estarán reacios a otorgar créditos al Ecuador.

Si el Gobierno no acepta someterse a arbitrajes internacionales y continúa denunciando tratados de protección recíprocos de inversiones celebrados con países amigos y renunciando a organismos como al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a las Inversiones (Ciadi) dudo que haya muchos bancos internacionales de prestigio que financien la construcción de obras de la importancia del complejo petroquímico El Aromo en Manabí. Lo menos que van a requerir es que Ecuador garantice adecuadamente el préstamo que estarían dispuestos a conceder y que cualquier discrepancia que surja respecto del contrato que suscriban sea sometida a arbitraje internacional.

Cómo puede una compañía multinacional someterse exclusivamente a la jurisdicción ecuatoriana, cuando nuestra Función Judicial lamentablemente adolece de los vicios que todos conocemos. Bastante hacemos en confiar en nuestra administración de justicia.

Es preocupante que el Gobierno haya transferido USD 502’ de las reservas de oro al Ministerio de Finanzas, como se ha denunciado, argumentando el haber recibido una supuesta utilidad por revalorización de ese metal precioso, pues el oro constituye el respaldo que la mayoría de los Bancos Centrales del mundo guarda ‘bajo siete llaves’, para mantener el valor de sus monedas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)