Carlos Jaramillo

Metro y trole vs. baches...

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 8

Según informaciones del alcalde Mauricio Rodas, el Cabildo Metropolitano tiene en marcha un ambicioso programa de obras para aliviar la congestión vehicular en las calles de Quito, uno de los mayores y ancestrales problemas de la capital. El otro lado de la medalla es el “mal estado de 7 000 de las 11 000 vías”.

También se dio a conocer que se aspira que hasta fines del presente mes o primeros días del próximo se finiquiten los trámites para la obtención de los créditos adicionales por 440,9 millones de dólares que gestiona el Municipio ante organismos multinacionales para completar el financiamiento para la construcción del polémico Metro que ha sufrido varios retrasos por una serie de diversas circunstancias.

El proyecto contempla, en su primera etapa, el recorrido subterráneo de 22 kilómetros, entre El Labrador y Quitumbe, con un costo de 2 009,9 millones de dólares, para el que el Estado aportará con 750 millones y el Municipio con la diferencia más 195 millones por concepto de intereses de la deuda a 30 años plazo, con tasa que oscila entre uno y 6.5%. Con una buena dosis de optimismo se estima que entrará en servicio en el 2018.

Un nuevo obstáculo es la implicación de la compañía constructora Odebrecht en un escándalo de aparente corrupción en Brasil, por lo que el Concejo quiteño ha sometido a consulta de la Contraloría la factibilidad de suscribir el contrato con dicha empresa adjudicataria.

Al mismo tiempo, se cumple la segunda alternativa, que es la más viable y consiste en la adquisición de 80 buses biarticulados, con capacidad para 250 pasajeros, que llegarán en marzo del próximo año; la prolongación del trole hasta Calderón y el mejoramiento de las “paradas” de este sistema de transporte masivo, que el 17 de diciembre cumplirá 20 años, con buenos resultados.

En el barrio La Argelia, en el sur de Quito, se han iniciado en mayo de este año los trabajos para el primer corredor del sistema de transporte aéreo, que movilizará diariamente a 150 000 personas de los sectores periféricos altos, con modalidad parecida al teleférico y con financiamiento mixto, pero hay cierto escepticismo sobre los resultados de este novedoso proyecto.

Si bien el gerente de la Epmmop, Alejandro Larrea, ha señalado que “prioridad de la actual Alcaldía es intervenir en todas las calles y avenidas y garantizar el flujo y movilidad” y que se han ejecutado 9 802 “intervenciones” en 17 meses, también reconoce que “se encuentran en mal estado 7 000 de las 11 000 vías de Quito”, lo que demuestra que en la mayoría de los casos solo se les da “una mano de gato”, como se dice en términos coloquiales, situación que complica el ya caótico tránsito, causa daños a los vehículos y es muy preocupante por el inicio de la temporada invernal, que se teme que sea más severa por el fenómeno de El Niño.

cjaramillo@elcomercio.org