25 de June de 2010 00:00

LA PROPAGANDA OFICIAL

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Después de tres años y cinco meses de ejercicio gubernamental, la propaganda ha sido un arma eficaz pero infamante de la política pública contra los medios privados de comunicación, rasgo inequívoco y sostén de una democracia libre.

Por estos días, durante los partidos del Mundial de fútbol, la Secretaría de Comunicación ha desplegado una millonaria campaña de propaganda que intenta socavar la credibilidad de los medios, justamente cuando se debate en la Comisión Ocasional de la Legislatura una ley de medios que podría conculcar la libertad de expresión, que pertenece a toda la gente, y aprobar un cuerpo legal que someta a control y sanción al ejercicio libérrimo del pensamiento y la circulación plural de ideas y opiniones.

Esta campaña parece todo un contrasentido, puesto que, según la palabra presidencial formulada en declaraciones a Ecuadoradio, dicha ley no era importante para el proyecto político.

Pero para quienes manejan la comunicación gubernamental implica la reconceptualización de lo público como ejercicio ciudadano de democracia que las altas autoridades consideran como rendición de cuentas. Ellos piensan que se trata de publicidad, pero en la realidad obedece a una estrategia de propaganda, aquella que pone de manifiesto la concepción oficialista que desde el poder pueden ejercer los mensajes reiterados y agresivos.

Cuestionan la campaña pautada con dinero privado que pide más respeto y endilgan a los medios una serie de epítetos inaceptables en una sociedad civilizada.

La campaña infamante busca degradar a la prensa privada pero esconde el uso abusivo de los medios públicos como maquinaria del ejercicio autoritario del poder.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)