23 de February de 2010 00:00

Dime con quién andas'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Fernando Larenas

El Presidente ha criticado en innumerables ocasiones a los ecologistas y a los izquierdistas infantiles y, en algunos casos, con sobrada razón. Después del bombardeo a Angostura, un lamentable episodio ocurrido hace casi dos años, salieron a la luz una serie de acusaciones sobre supuestos vínculos de algunos funcionarios con las FARC.

El Gobierno hizo bien en marcar distancia con ciertos comedidos colaboradores que se sentían poco menos que héroes por sus amistades con esa nefasta guerrilla que secuestra y mata sin piedad.

Desaparecidos del mapa político, esfumadas las sospechas, así de simple. Los “narcisistas-leninistas”, como los denomina el periodista Andrés Oppenheimer, ya no tienen ningún pito que tocar en el Gobierno.

La experiencia dice que en las relaciones internacionales hay que ser prudentes, evitar las declaraciones rimbombantes, las pataletas, las alharacas y la sospecha de que todos están en contra, desde la prensa corrupta, hasta la ultra derecha que hoy, de acuerdo con el criterio presidencial, se llama Gafi.

El Mandatario, nadie más que él es el responsable de la política internacional y de las relaciones con otros Estados. La prensa corrupta, a la cual agrega ahora el barbarismo “apátrida”, no designa embajadores ni decide con quién debe llevarse bien o mal.

Esa misma prensa corrupta, es bueno recordarlo, fue unánime en condenar el bombardeo a un campamento que las FARC mantenían quién sabe desde hace cuánto tiempo en el país.

La prensa advirtió, con base en documentos muy bien sustentados, sobre esa izquierda infantil que se pasó de revoluciones para mantener vínculos con esos grupos ‘non santos’.

Ahora ocurre algo similar con el informe del Gafi. Pese a que le restó toda validez, es extraño que le haya dedicado casi una hora en su más reciente enlace sabatino. Nadie le dice a usted Presidente con quien debe llevarse y si cree que Irán es un régimen de izquierda, es necesario advertir que está muy mal informado. Los ayatollahs no son marxistas, son ultraconservadores, ni siquiera han leído el Capital de Marx. Que desafíen al estatus quo mundial es otra cosa, pero considerarlos de izquierda o socialistas, por favor, ubiquémonos.

El que nada debe nada teme, solo por eso no se entiende por qué se detuvo tanto tiempo en un informe que, según sus palabras, no vale nada y los que lo redactaron son unos sinverguenzas.

¿Y cuál es la necesidad de navegar contra corriente para justificar unas relaciones que, en términos comerciales, representan muy poco para el Ecuador? Partiendo del hecho de que solo el Presidente decide con quién se lleva, lo coherente sería que evalúe para qué sirven las relaciones con Irán que tantos problemas ocasionan'y te diré quien eres.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)