Carlos Jaramillo

Sin comentarios…

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
12 de October de 2013 00:02

Luego de una visita técnica a los trabajos de la vía Collas-Alpachaca, de acceso al aeropuerto de Tababela, hace pocos días presentó un informe el Colegio de Ingenieros Civiles de Pichincha y en sus conclusiones señala que han subido notablemente el precio y el plazo estipulados en el contrato original.

La Comisión de Asuntos de Interés Provincial y Nacional del CICP anota que la causa para estos cambios es que no se habrían tomado en cuenta en los estudios aspectos de carácter técnico, como fallas geológicas y propiedades del suelo. "Al evitarse la construcción de un puente de gran magnitud -dicen los ingenieros- se va a efectuar una variante, que incluye la construcción de un puente más pequeño, pero la vía retorna al mismo sitio de la falla geológica". (¿?) Por estos cambios deberán realizarse más excavaciones, más rellenos y más recubrimiento de taludes, agregan.

La vía tiene 9,8 kilómetros desde el partidero de la Panamericana, cerca del peaje de Guayllabamba; cuatro carriles y características de primer orden. En principio se planificó un puente de 342 metros luz, pero se lo reemplazó con uno de 130 metros, que aún no se construye. Se anunció que el costo total de la obra era de 110 millones de dólares, pero, pese al cambio del puente, ha subido ya a 190 millones (73% de incremento). El Colegio de Ingenieros de Pichincha deja constancia que "el costo por kilómetro es excesivamente alto".

Esta obra urgente, financiada por el Gobierno Nacional, comenzó a ejecutarse en el segundo semestre del 2011 y debía entregarse en diciembre del presente año, pero, según información de prensa, hasta el pasado mes de agosto registraba un avance del 53%.

El CICP recalca la necesidad de que se construya la vía Gualo-Tababela. Dice que esta arteria, que incluye tres puentes, tendría un costo de 120 millones de dólares; podrá ser construida sin provocar mayor impacto ambiental y con beneficios directos de acceso fácil y rápido y será de mayor beneficio, porque la utilizará mayor número de personas de la capital, al contrario de la ruta Collas-Alpachaca, que, básicamente, es para la zona norte.

Al respecto es oportuno recordar que el exalcalde metropolitano, Paco Moncayo, manifestó hace algún tiempo en una "carta abierta" que "la vía técnicamente correcta Gualo-Puembo" él la dejó financiada, licitada y realizadas las expropiaciones y que, además de servir de acceso al aeropuerto, contribuirá a la solución de la movilidad en el valle de Tumbaco. Pregunta: ¿por qué no hicieron esa vía que estaría ya concluida y en servicio? ¿Quién es el incompetente y quiénes son los mediocres e incapaces? Y sentencia: "La historia señalará a los responsables de este grave daño a Quito".

Mientras tanto, siguen los problemas para ir y regresar del aeropuerto internacional.