Fernando Larenas

Otros libros

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 21

El escritor Oscar Vela, como todos los años, resume los mejores libros que leyó durante el año que acaba de ser quemado. La mayoría de los títulos corresponde a obras publicadas en el 2016, aunque cita algunos anteriores; destaca con gran acierto la obra fenomenal de Érico Verissimo ‘El tiempo y el viento’, que corresponde a ‘El continente’, el primer tomo de la trilogía. La valoración que hace es acertada, como lo es el hecho de que libros como esos, que no tienen fecha de expiración, lleguen a nuestras librerías. Los libros serán siempre una fuente de inspiración, tal como reconoció García Márquez después que leyó al brasileño Verissimo.

Aparece en esa lista otra obra extraordinaria por su valor histórico y por su prosa, se trata de ‘La casa de la mezquita’ del iraní Kader Abdolah, quien se radicó en Holanda. Ahí está muy bien narrada toda la revolución religiosa de los ayatolas, la cultura iraní y los personajes siniestros y fanáticos, pero también están los defensores de la libertad. Es necesario destacar nuevamente el éxito de Leonardo Padura con ‘Herejes’. Creo que he leído todos sus libros, tal vez la única decepción fue ‘Adiós Hemingway’. Considero importante en el 2016 haber leído dos libros de Roberto Ampuero: ‘Mis años verdeolivo’ y ‘Detrás del muro’. Para quienes no los hayan leído, sirven para entender, desde el testimonio del autor, lo que significa el estalinismo como modo de gobierno autoritario.

En la lista de Vela no se menciona al escritor colombiano Héctor Abad Faciolince, quien visitó la Feria del Libro de Quito. Seguramente porque su libro ‘El olvido que seremos’ fue publicado el 2006, pero es una de las mejores obras que leí en el 2016. Un paréntesis para destacar la gran cantidad de escritores colombianos que han surgido en este siglo, he leído a varios autores colombianos, nunca me han decepcionado.

Es justo destacar que en Ecuador tenemos magníficos escritores como Carlos Arcos, cuyo libro ‘Saber lo que es olvido’ ya comenté en este espacio. Por falta de tiempo no he podido leer algunos libros que fueron presentados el año pasado y que han alcanzado un muy buen nivel de acuerdo con la crítica literaria. Destacan la más reciente novela de Javier Vásconez ‘Hoteles del silencio’, ‘El sabio ignorado’ de Francisco Febres Cordero, ‘Historias del mundo’ de Jorge Ortiz, ‘Trinos’ de Juan Ortiz (ya comentado), la poesía de Diego Oquendo y la de Emilio Izquierdo, muy bien escrita en ‘Mar antiguo’. Hay que destacar a otros escritores como Rafael Lugo, cuyos libros también se encuentran en presentación electrónica; los de Marcela Rivadeneira e Isabel Jijón, que ganó un premio en España con su libro ‘Un marciano en la oreja’. Se puede decir que se formó una generación de escritores ecuatorianos y ofrezco disculpas por algunas omisiones.