Walter Spurrier

Bienvenido balotaje

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 7
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 136

Al cierre de este artículo, el CNE reporta haber escrutado 88,1% de las actas, y arroja 39,1% de los votos válidos para Lenin Moreno y 28,3% para Guillermo Lasso. El 11,9% que falta equivale a 1.139.869 votos, aproximadamente.

Moreno al momento tiene 3´299.376 votos, y para alcanzar 40% tendría que llegar a 3´831.494 aproximadamente. Eso equivale a 46,7% de los votos válidos que faltan de escrutar.

El que en el último tramo la tendencia del voto cambie así de drástico sería un insólito.

El conteo rápido de Participación Ciudadana llega a 87,4%, y se sobrentiende que su conteo es proporcional de todas las juntas. Determina 38,8% para Moreno y 28,2% para Lasso, coincidiendo con los resultados incompletos del CNE. Mas corroboración que la segunda vuelta es inevitable.

Preocupa que el conteo del CNE se haya ralentizado. El contexto es que el presidente, quien se proclama jefe de todas las funciones del Estado, sostiene que no habrá segunda vuelta.

Ojalá que para cuando salga esta columna, toda duda haya sido despejada y esté ratificada la segunda vuelta.

Bienvenida segunda vuelta, o balotaje. este sistema está diseñado para asegurar que ningún presidente tenga una mayoría en contra. Hoy el Ecuador tiene un sistema debilitado de balotaje, que permite que alguien sea presidente con una mayoría simple y no absoluta del voto. Esa es la regla hoy, pero debe modificarse para futuro: el presidente debe ser electo con el 50%.

El balotaje permitirá comparar y contrastar las propuestas para el manejo de la recesión producto del agotamiento de la estrategia del decenio Correa. En la primera vuelta, con una campaña corta, siete candidatos, y la prensa obligada a darle cobertura comparable a todos, aún a los que se sabía no alcanzarían el 1%, las propuestas de los dos finalistas pasaron sin mayor escrutinio.

Lenin Moreno, con posibilidades de ganar en primera, y correspondiéndole defender la gestión del gobierno, optó por no abordar el tema económico. Como estrategia electoral, era lo acertado.

Ya en segunda vuelta, tendrá que exponer su propuesta económica.

Guillermo Lasso sí hizo propuesta económica, pero no fue sometida a escrutinio. Tendrá que explicar su estimado de un millón de empleos en cuatro años.

Los ecuatorianos tendremos la oportunidad de escoger entre el cambio, y el continuismo.

Un importante segmento del electorado valoró la gestión de Rafael Correa y concluyó que mejor estarán con cuatro años más de Alianza País. Pero un número mayor de electores se pronunció por un cambio de liderazgo. Es una elección con pronóstico reservado.