Con empleados que pasan en promedio ocho horas a la semana atendiendo temas personales en sus teléfonos durante el horario laboral, las firmas en los EEUU pierden USD 15.5 mil millones por semana debido a la baja productividad de su fuerza laboral

Con empleados que pasan en promedio ocho horas a la semana atendiendo temas personales en sus teléfonos durante el horario laboral, las firmas en los EEUU pierden USD 15.5 mil millones por semana debido a la baja productividad de su fuerza laboral. Foto: Tomada de Infobae

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)

móviles

¿Cómo impacta el uso del smartphone en la productividad?

Infobae - Red de Noticias Albavisión

Responder a una solicitud de amistad o darle like al video que compartió un amigo de vacaciones en la playa durante el horario laboral parecería ser algo inofensivo que poco podría afectar el nivel de productividad. Pero según un nuevo estudio, el tiempo promedio que pasa un empleado full-time en los EE.UU. atendiendo a su smartphone en actividades no laborales representa una perdida semanal en productividad para las firmas del país del norte de USD 15 500 millones.

Las cifras compartidas por la firma de recursos humanos Office Team son alarmantes, sobre todo en tiempos donde trastornos como el déficit de atención están a la orden del día y afectan a cada vez más personas. El estudio reveló que un empleado pasa en promedio unas ocho horas semanales al teléfono durante horario laboral, realizando tareas que nada tienen que ver con las que esperan sus superiores y por las cuales reciben un salario.

Las actividades extra laborales más comunes realizadas desde los smartphones están asociadas a responder correos personales, hacer compras online, utilizar plataformas de juegos, chequear cuentas de redes sociales o en el caso de los hombres repasar los mejores momentos del partido de fútbol de la noche anterior para compartirlos con los colegas.

Unos 600 empleados y directivos participaron del estudio llevado adelante por Office Team, todos empleados por compañías con base en los EE.UU. con 20 empleados o más. En cuanto a la diferenciación por género, los hombres pasan en promedio unos 59 minutos al día en sus teléfonos para atender temas no laborales, mientras que las mujeres son más conservadores con alrededor de 52 minutos diarios.

Mientras que los varones suelen estar más inclinados a responder emails personales – 32% contra 27 en el caso de las mujeres – son estas últimas las que se sienten más atraídas a revisar redes como Instagram y Snapchat con un 33% en comparación a un drásticamente menor 24% de los hombres. El porcentaje de tiempo que se dedica a juegos online es significativamente menor con un 5% en el caso de los hombres y un 7% en el caso de las mujeres.

El estudio también reveló que los smartphones son usados para acceder a sitios bloqueados desde las terminales de escritorio por los empleadores, en su mayoría plataformas de redes sociales a las que en la gran mayoría de los casos no se justifica tener acceso durante el horario laboral. En total un 58% de los empleados consultados aseguró recurrir a sus dispositivos móviles para burlar dicha "censura".

Expertos en recursos humanos aseguran que hoy día es inevitable que los empleados revisen sus teléfonos esporádicamente en horario laboral, pero también compartieron que la práctica en muchos casos se estaría saliendo de control, con el consecuente alto impacto en la productividad. Analistas recomiendan aprovechar los recesos de almuerzo o durante la hora del café a la tarde para ponerse al día con cualquier correo o pendiente de tipo personal.

Si existe algo en lo que todos coinciden es que contemplar la posibilidad de prohibir del todo el uso de los teléfonos en el ámbito laboral es algo que no resulta razonable en el mundo actual, lo que no quita que se recomiende tomar medidas para controlar su uso dentro de la oficina.