Nokia estuvo presente con su propia estación en el Mobile World Congress 2016 en Barcelona. Foto: Nokia.com

Nokia estuvo presente con su propia estación en el Mobile World Congress 2016 en Barcelona. Foto: Nokia.com

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)

MWC 2016

Nokia implementó la primera estación comercial con capacidad 5G en el MWC

Redacción GuaiFai

Una de las discusiones durante el Congreso Mundial de Móviles de 2016, realizado en Barcelona del 22 al 25 de febrero, fue el despliegue de la siguiente generación de comunicaciones móviles: la red 5G.


Varios analistas han coincidido al indicar que se podría tener un despliegue completo en varios países del mundo de este tipo de tecnología para el 2020.

Sin embargo, Nokia logró implementar una plataforma de acceso radio denominada AirScale, misma que ya está disponible comercialmente, y que puede soportar tecnologías de 5G.

Con este tipo de plataformas, las operadoras de telefonía de diferentes países podrán lanzar antes sus sistemas de 5G, y migrar sus infraestructuras existentes de LTE para proporcionar servicios iniciales de 5G desde 2017, con la previsión de que en 2020 se facilitarán servicios comerciales con una funcionalidad plena de 5G.

La plataforma de acceso radio AirScale puede soportar tecnologías de 5G. Foto: Nokia.com

La plataforma de acceso radio AirScale puede soportar tecnologías de 5G. Foto: Nokia.com


Nokia mostró durante el MWC 2016 cómo pueden probar los operadores sus casos de utilización de 5G en sus redes utilizando todas las bandas del espectro radioeléctrico.

Esta temprana demostración es un adelanto de los estándares de 5G que se están definiendo en la actualidad con el objetivo de que estén implantados en 2020. Esto ayudará a asegurar que los usuarios obtengan unas prestaciones superiores y consistentes de 5G desde el primer día.

¿Qué quiere decir esto? Principalmente, que se podrían facilitar velocidades de navegación y transmisión de datos mucho mayores a las actuales. Y en segundo lugar, que para implementar nuevas tecnologías, las operadoras no tendrán que desechar las estructuras que ya hayan montado en los países para la operación de sus redes LTE (4G).