El Zune original de Microsoft fue lanzado en el 2006, pero fue un rival para el iPad.. Foto: Computerworld/IDG

El Zune original de Microsoft fue lanzado en el 2006. Foto: Computerworld/IDG

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)

Microsoft mató definitivamente a Zune, la competencia del iPod

El 15 de noviembre, Microsoft cerró todos los servicios relacionados con Zune. Eso incluye el programa de suscripción Zune Pass, y el mercado de Zune para la compra de MP3. La compañía había anunciado la fecha de finalización del servicio hace un par de meses.

Cualquier persona que siga suscribiéndose a Zune Pass debe ser cambiada automáticamente al nuevo servicio Groove Music de Microsoft. Los suscriptores anuales y trimestrales también tuvieron la opción de cancelar el servicio y obtener los reembolsos correspondientes.

El Zune original de Microsoft fue lanzado en el 2006. Foto: Computerworld/IDG

En cuanto a las compras de música en línea, algunos ya no podrán funcionar si vienen con Gestión Digital de Derechos (o Digital Rights Management, DRM), que requiere renovar la licencia en línea. Afortunadamente, la mayoría de la música ahora se vende libre de DRM.


El reproductor musical Zune llegó a su fin en el 2008, cuando Microsoft dejó de producir nuevos dispositivos. La línea de productos tenía algunas ideas interesantes, incluyendo el lenguaje de diseño Metro que finalmente se adoptó en muchos productos de Microsoft.

Pese a que este producto fue creado como una formad e hacer competencia al iPod, nunca tuvo tanta atracción como el reproductor musical de Apple, a pesar de los muchos intentos de Microsoft.

Software de Zune. Foto: Softonic.com


La marca Zune estuvo atascada en estos año sen los mercados de música y vídeo de Microsoft, hasta que la compañía utilizó la consola Xbox para esos servicios. A continuación, el componente musical de la compañía fue renombrada como Groove Music en julio del 2015.

La muerte de Zune ha sido como un cuento de nunca acabar, con el hardware que sobrevivió por el nombre de la marca y los servicios en línea que estaban a la espera de que Microsoft tenga alguna estrategia para usarlos. Pero este es realmente el final de la línea para uno de los esfuerzos más extraños de Microsoft.