En diferentes partes del mundo, varias personas salen a caminar con sus teléfonos celulares para atrapar criaturas Pokemon con la nueva aplicación de Nintendo, Pokemon Go. Foto: AFP

Este 5 de julio de 2017 se cumple un año del lanzamiento de Pokémon Go, el primer juego de realidad aumentada para smartphones que tuvo éxito.  Foto: AFP

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)

videojuegos

Pokémon Go cumple un año con expectativas de futuro

Agencia DPA (I)

Hace un año que Pokémon Go se convirtió en un fenómeno mundial y aunque la fiebre se ha pasado, hay millones de usuarios activos que hacen de este juego de celular uno de los más lucrativos.

Hace 12 meses grandes grupos de personas abarrotaban el Central Park de Nueva York o el Campo de Marte de París con los ojos fijos en las pantallas de sus móviles. En Düsseldorf, Alemania, una oleada de jugadores de Pokémon Go cortó un pequeño puente al tráfico porque allí se encontraban tres 'pokeparadas', en las que se pueden obtener artículos virtuales útiles para el juego.

Y eso que en las primeras semanas la app se colapsaba continuamente: el tráfico de datos era 50 veces mayor al máximo previsto por los desarrolladores para un caso extremo, lo que hacía que se cayeran los servidores.

El juego consiste en atrapar a los pequeños monstruos virtuales de la serie de dibujos Pokémon. La app llevó a estos personajes, famosos desde hace 20 años, a la era de los smartphones. El jugador tiene que lanzar las típicas bolas blancas y rojas para atrapar a los Pokémon con un rápido movimiento de dedo sobre la pantalla de su celular.

Los Pokémon aparecen en la pantalla cuando el jugador se acerca al lugar en el que se encuentra, algo que la app detecta gracias a la función de ubicación del smartphone.
Además, las pequeñas criaturas pueden introducirse en el entorno real que capta la cámara del dispositivo: Pokémon Go es el primer juego de realidad aumentada (AR) con éxito.

Pokémon Go alcanzó en los primeros dos meses la marca de 500 millones de descargas, todo un récord. Sin embargo, después ocurrió lo que suele pasar en la mayoría de los casos de juegos online: se pasó la fiebre. No obstante, entre septiembre y fines de febrero aún 150 millones de usuarios se descargaron la app.

Los jugadores activos -cinco millones se conectan diariamente y 65 millones al menos una vez al mes- llenan las arcas de la desarrolladora, Niantic Labs, cuando compran artículos adicionales, como más espacio de almacenamiento o incubadoras para huevos de Pokémon.

Los analistas estiman que la app ya ha generado más de USD 1 000 millones de ingresos.

La lluvia de dinero proporcionó a Niantic financiación para nuevos proyectos e inversiones que no están al alcance de la mayoría de las desarrolladoras de juegos online, un sector muy duro.

"Ahora no tenemos que hacer necesariamente algo que sea rentable enseguida", dice el director de Niantic, John Hanke. Hanke no lamenta que haya pasado la "fantástica locura" de los primeros meses.

Aquella 'pokemonmanía' hizo lugar a un "crecimiento saludable". Además, para Niantic es más importante el número de usuarios activos que las descargas, explica. "Casi todos los que querían tener la app se la descargaron en los primeros tres meses", cuenta. Ahora se trata de mantener a los usuarios jugando. Para ello, la empresa lanzó en febrero en la app la segunda de las siete generaciones de Pokémon que existen hasta ahora y cambió recientemente las reglas de los combates para que sean más dinámicos

.Hanke, de 49 años, fue cofundador y director de la empresa Keyhole, cuya tecnología sirvió de base para el atlas mundial digital de Google Earth.

Hanke trabajó primero en Google en el servicio de mapas, pero en 2010 decidió seguir su sueño. Fundó la empresa de juegos Niantic dentro del gigante de Internet y desarrolló el juego Ingress, que depende del GPS para ubicarse en el mapa. El juego consiste en capturar portales virtuales situados en el mundo real. La misma tecnología se utilizó para Pokémon Go y Hanke quiere aprovecharla también en futuros juegos.

Pokémon Go es al fin de cuentas una experiencia social, dice Hanke. Las personas se reúnen para jugar en espacios públicos como parques, las ciudades cobran vida y los jugadores salen más al exterior.

"Queremos que los políticos también piensen en ello cuando se preocupen demasiado porque en los parques hay más basura o porque se generan problemas de tráfico", dijo Hanke, quien fue interrogado en el Congreso de Estados Unidos el otoño (boreal) pasado.

Niantic anunció que habrá reuniones de jugadores para celebrar el aniversario de la app que reunirán a los fans. En el futuro se utilizará la "realidad aumentada" con la ayuda de gafas especiales, se muestra convencido el director de Niantic. "Es solo cuestión de tiempo, creo que es inevitable", explica.

Hoy, independientemente de la ciudad que sea, se ven masas de gente con los ojos clavados en la pantalla de sus smartphones. "Esta no es una forma sensata de utilizar Internet por la calle", añade. Con las gafas se podría, por ejemplo, buscar información sin apartar los ojos del entorno. Y también jugar a sus juegos: "Pokémon Go debería seguir ahí también dentro de diez años", afirma Hanke.