Este 18 de agosto de 2017, Karim Baratov, el canadiense acusado de la filtración de más de 400 millones de cuentas de Yahoo! aceptó ser extraditado a Estados Unidos. Foto: Wikicommons.

Este 18 de agosto de 2017, Karim Baratov, el canadiense acusado de la filtración de más de 400 millones de cuentas de Yahoo! aceptó ser extraditado a Estados Unidos. Foto: Wikicommons.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)

SEGURIDAD

Acusado de piratear cuentas de Yahoo acepta ser extraditado de Canadá a EE.UU.

Agencia EFE (I)

Karim Baratov, que está acusado de participar en el pirateo masivo de cuentas de Yahoo en 2014 y permanece detenido en Canadá desde el pasado 14 de marzo, anunció hoy (18 de agosto de 2017) que aceptó ser extraditado a Estados Unidos.

El anuncio se produjo durante una vista judicial celebrada hoy y en la que el abogado de Baratov, un canadiense de origen kazajo de 22 años de edad, reveló su decisión de renunciar a una vista programada para el próximo vienes y en la que iba a luchar para evitar su extradición a Estados Unidos.

Poco antes de la vista, el abogado del acusado, Amadeo DiCarlo, declaró a la radiotelevisión pública canadiense, CBC, que "estamos ansiosos para llevarlo (a Estados Unidos)" porque Baratov considera que es la forma más rápida de ser exonerado.

Baratov fue detenido por la Policía canadiense en su hogar, en la localidad de Ancaster, a unos 80 kilómetros al suroeste de Toronto, tras ser identificado por las autoridades estadounidenses como uno de los piratas informáticos que participaron en el robo de más de 500 millones de cuentas de Yahoo en 2014.

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Baratov fue contratado por varios ciudadanos rusos relacionados con los cuerpos de seguridad de su país para que robara la información de acceso de las cuentas de unas 80 personas en las que Rusia estaba especialmente interesado.

Tras la vista de hoy, Baratov podría ser extraditado a Estados Unidos en cualquier momento, según señaló DiCarlo, aunque el abogado del acusado indicó que pueden pasar hasta dos semanas antes de que su cliente sea entregado a las autoridades estadounidenses.