En Sialkot, en el este de Pakistán, Gulshan y las otras trabajadoras de la subcontrata Forward Sports tendrán el corazón lleno de orgullo. Pero mirarán menos a los jugadores que al "Brazuca", balón blanco lleno de curvas negras y multicolores del gigante
En Sialkot, en el este de Pakistán, Gulshan y las otras trabajadoras de la subcontrata Forward Sports tendrán el corazón lleno de orgullo. Pero mirarán menos a los jugadores que al "Brazuca", balón blanco lleno de curvas negras y multicolores del gigante deportivo Adidas, que ha salido de su fábrica.
En Sialkot, en el este de Pakistán, Gulshan y las otras trabajadoras de la subcontrata Forward Sports tendrán el corazón lleno de orgullo. Pero mirarán menos a los jugadores que al "Brazuca", balón blanco lleno de curvas negras y multicolores del gigante
En Sialkot, en el este de Pakistán, Gulshan y las otras trabajadoras de la subcontrata Forward Sports tendrán el corazón lleno de orgullo. Pero mirarán menos a los jugadores que al "Brazuca", balón blanco lleno de curvas negras y multicolores del gigante deportivo Adidas, que ha salido de su fábrica.
En Sialkot, en el este de Pakistán, Gulshan y las otras trabajadoras de la subcontrata Forward Sports tendrán el corazón lleno de orgullo. Pero mirarán menos a los jugadores que al "Brazuca", balón blanco lleno de curvas negras y multicolores del gigante
En Sialkot, en el este de Pakistán, Gulshan y las otras trabajadoras de la subcontrata Forward Sports tendrán el corazón lleno de orgullo. Pero mirarán menos a los jugadores que al "Brazuca", balón blanco lleno de curvas negras y multicolores del gigante deportivo Adidas, que ha salido de su fábrica.
En Sialkot, en el este de Pakistán, Gulshan y las otras trabajadoras de la subcontrata Forward Sports tendrán el corazón lleno de orgullo. Pero mirarán menos a los jugadores que al "Brazuca", balón blanco lleno de curvas negras y multicolores del gigante
En Sialkot, en el este de Pakistán, Gulshan y las otras trabajadoras de la subcontrata Forward Sports tendrán el corazón lleno de orgullo. Pero mirarán menos a los jugadores que al "Brazuca", balón blanco lleno de curvas negras y multicolores del gigante deportivo Adidas, que ha salido de su fábrica.
En Sialkot, en el este de Pakistán, Gulshan y las otras trabajadoras de la subcontrata Forward Sports tendrán el corazón lleno de orgullo. Pero mirarán menos a los jugadores que al "Brazuca", balón blanco lleno de curvas negras y multicolores del gigante
En Sialkot, en el este de Pakistán, Gulshan y las otras trabajadoras de la subcontrata Forward Sports tendrán el corazón lleno de orgullo. Pero mirarán menos a los jugadores que al "Brazuca", balón blanco lleno de curvas negras y multicolores del gigante deportivo Adidas, que ha salido de su fábrica.
En Sialkot, en el este de Pakistán, Gulshan y las otras trabajadoras de la subcontrata Forward Sports tendrán el corazón lleno de orgullo. Pero mirarán menos a los jugadores que al "Brazuca", balón blanco lleno de curvas negras y multicolores del gigante
En Sialkot, en el este de Pakistán, Gulshan y las otras trabajadoras de la subcontrata Forward Sports tendrán el corazón lleno de orgullo. Pero mirarán menos a los jugadores que al "Brazuca", balón blanco lleno de curvas negras y multicolores del gigante deportivo Adidas, que ha salido de su fábrica.
En Sialkot, en el este de Pakistán, Gulshan y las otras trabajadoras de la subcontrata Forward Sports tendrán el corazón lleno de orgullo. Pero mirarán menos a los jugadores que al "Brazuca", balón blanco lleno de curvas negras y multicolores del gigante
En Sialkot, en el este de Pakistán, Gulshan y las otras trabajadoras de la subcontrata Forward Sports tendrán el corazón lleno de orgullo. Pero mirarán menos a los jugadores que al "Brazuca", balón blanco lleno de curvas negras y multicolores del gigante deportivo Adidas, que ha salido de su fábrica.
FOTOGALERIA

Pakistán anota su  primer gol

18:42 - martes 03/06/2014
Fotos: AFP