El vuelo está a cargo de la teniente Johanna Santacruz, la primera piloto mujer de las Fuerza Aérea Ecuatoriana. Foto: EL COMERCIO
El vuelo está a cargo de la teniente Johanna Santacruz, la primera piloto mujer de las Fuerza Aérea Ecuatoriana. Foto: EL COMERCIO
La Base Aérea Simón Bolívar de Guayaquil se ha convertido en un gran centro de operaciones, desde donde se coordina el envío de ayuda humanitaria a Manabí, epicentro del terremoto de 7.8 grados registrado la noche del sábado 16 de abril del 2016. Fotos: E
La Base Aérea Simón Bolívar de Guayaquil se ha convertido en un gran centro de operaciones, desde donde se coordina el envío de ayuda humanitaria a Manabí, epicentro del terremoto de 7.8 grados registrado la noche del sábado 16 de abril del 2016. Fotos: Elena Paucar / EL COMERCIO
La Base Aérea Simón Bolívar de Guayaquil se ha convertido en un gran centro de operaciones, desde donde se coordina el envío de ayuda humanitaria a Manabí, epicentro del terremoto de 7.8 grados registrado la noche del sábado 16 de abril del 2016. Fotos: E
La Base Aérea Simón Bolívar de Guayaquil se ha convertido en un gran centro de operaciones, desde donde se coordina el envío de ayuda humanitaria a Manabí, epicentro del terremoto de 7.8 grados registrado la noche del sábado 16 de abril del 2016. Fotos: Elena Paucar / EL COMERCIO
La Base Aérea Simón Bolívar de Guayaquil se ha convertido en un gran centro de operaciones, desde donde se coordina el envío de ayuda humanitaria a Manabí, epicentro del terremoto de 7.8 grados registrado la noche del sábado 16 de abril del 2016. Fotos: E
La Base Aérea Simón Bolívar de Guayaquil se ha convertido en un gran centro de operaciones, desde donde se coordina el envío de ayuda humanitaria a Manabí, epicentro del terremoto de 7.8 grados registrado la noche del sábado 16 de abril del 2016. Fotos: Elena Paucar / EL COMERCIO
TERREMOTO EN ECUADOR

Medicinas y ayuda humanitaria se coordina desde la Base Aérea Simón Bolívar de Guayaquil

15:27 - domingo 17/04/2016
La Base Aérea Simón Bolívar de Guayaquil se ha convertido en un gran centro de operaciones, desde donde se coordina el envío de ayuda humanitaria a Manabí, epicentro del terremoto de 7.8 grados registrado la noche del sábado 16 de abril del 2016. Fotos: Elena Paucar / EL COMERCIO