El sacerdote Bungen Oi del templo principal Kofuku-ji ofrece una oración durante el funeral de 19 mascotas robot Aibos de Sony. FOTO: TOSHIFUMI KITAMURA / AFP
El sacerdote Bungen Oi del templo principal Kofuku-ji ofrece una oración durante el funeral de 19 mascotas robot AIBO de Sony. FOTO: TOSHIFUMI KITAMURA / AFP
El sacerdote Bungen Oi del templo principal Kofuku-ji ofrece una oración durante el funeral de 19 mascotas robot Aibos de Sony. FOTO: TOSHIFUMI KITAMURA / AFP
El sacerdote Bungen Oi del templo principal Kofuku-ji ofrece una oración durante el funeral de 19 mascotas robot AIBO de Sony. FOTO: TOSHIFUMI KITAMURA / AFP
El sacerdote Bungen Oi del templo principal Kofuku-ji (quinto Der.) junto con el presidente de la empresa A-Fun y otros empleados reunidos para el funeral de las 19 mascotas robot Aibos. FOTO: TOSHIFUMI KITAMURA / AFP
El sacerdote Bungen Oi del templo principal Kofuku-ji (quinto Der.) junto con el presidente de la empresa 'A-Fun' y otros empleados se reúnen para el funeral de las 19 mascotas robot AIBO.  FOTO: TOSHIFUMI KITAMURA / AFP
"Kuma", el perro de raza Shiba Inu (Der.) mira jugar a AIBO (Izq.) después del funeral de 19 robot mascotas Aibo de Sony en el templo Kofuku-ji en Isumi. FOTO: TOSHIFUMI KITAMURA / AFP
'Kuma', el perro de raza Shiba Inu (Der.) mira jugar a AIBO (Izq.) después del funeral de 19 robot mascotas AIBO de Sony en el templo Kofuku-ji en Isumi. FOTO: TOSHIFUMI KITAMURA / AFP
Hideko Mori (Izq.) y su hermana Yasuko Mori (Der.) juegan en su casa en Tokio con su mascota robot AIBO después de que la empresa "A-Fun" accedió a reparar su mascota. FOTO: TOSHIFUMI KITAMURA / AFP
Hideko Mori (Izq.) y su hermana Yasuko Mori (Der.) juegan en su casa en Tokio con su mascota robot AIBO después de que la empresa 'A-Fun' accediera a reparar su mascota. FOTO: TOSHIFUMI KITAMURA / AFP
Hideko Mori juega en su casa en Tokio con su mascota robot AIBO después de que la empresa "A-Fun" accedió a reparar su mascota. FOTO: TOSHIFUMI KITAMURA / AFP
Hideko Mori juega en su casa en Tokio con su mascota robot AIBO después de que la empresa 'A-Fun' accediera a reparar su mascota. FOTO: TOSHIFUMI KITAMURA / AFP
Hideko Mori acaricia su mascota robot AIBO después de que la empresa "A-Fun" accedió a repararla. FOTO: TOSHIFUMI KITAMURA / AFP
Hideko Mori acaricia su mascota robot AIBO después de que la empresa 'A-Fun' accediera a repararla. FOTO: TOSHIFUMI KITAMURA / AFP
fotogaleria

Estilo de vida electrónica
del robot japonés

10:02 - martes 10/03/2015
Sony lanzó la primera generación AIBO en junio de 1999, con un monto inicial de 3,000 que se vendió en sólo 20 minutos, a pesar del elevado precio ¥ 250 000 (más de USD 2 000).