El Ministerio de Educación aclara que la boleta de calificaciones impresa no es un requisito para que los estudiantes se matriculen en planteles fiscales. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

El Ministerio de Educación aclara que la boleta de calificaciones impresa no es un requisito para que los estudiantes se matriculen en planteles fiscales. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

La boleta de calificaciones impresa no es un requisito para matricularse en planteles fiscales

Valeria Heredia (I)

Los reportes de calificaciones no serán un requisito para la matriculación de estudiantes en los planteles educativos fiscales. Así lo confirmó el Ministerio de Educación, vía correo electrónico, a EL COMERCIO.

Las calificaciones se pueden visualizar por medio de la plataforma Educar Ecuador, a cargo de esta cartera de Estado. Con ello, los padres y madres tienen dos opciones: ver las notas de sus hijos en sus computadoras o imprimir el documento.

Si decide imprimir la boleta de calificaciones no es necesario su legalización en las escuelas o en los distrito, ya que es un documento certificado.

Pero, ¿qué pasa si la plataforma colapsa o se satura? El Ministerio de Educación reconoce que este sitio web se satura en los cierres de año, ya que los docentes plasman las notas en la herramienta digital. “Una vez que pasa esta etapa se puede obtener normalmente la boleta”, explica la entidad de Educación.

Los inconvenientes en la plataforma hicieron que el Ministerio realice un proceso de calendarización para ingresar la información. Así se logrará un acceso adecuado a los datos sobre el rendimiento de los estudiantes.

Actualmente, los docentes se demoran unos 15 minutos en digitar las notas dentro de la plataforma de educación cuando está libre.

Para acceder a ella, los padres y madres de familia disponen de un usuario y una clave, que les permite ingresar. Ambas se entregaron a inicios de año en las instituciones educativas.

Guadalupe Tonato, madre de Ismael, de 7 años, logró ingresar el lunes 10 de julio del 2017 a la herramienta de educación. Afortunadamente – dice Tonato – tardó unos minutos en acceder a las notas de su pequeño hijo.

Ella sí imprimió el documento como una forma de constancia de las calificaciones, que alcanzaron los 9 puntos sobre 10, en promedio.

Pese a que el ingreso fue rápido, Tonato recuerda que les comentaron que las docentes colocarían recomendaciones en la plataforma para que los niños refuercen sus conocimientos, durante las vacaciones. No las encontró. “Sería importante que se añadan las recomendaciones para trabajar con ellos durante esta temporada".