21 de junio de 2014 10:41

Los Williams  rompen el monopolio de Mercedes en las 'poles' de la F1

Felipe Massa obtuvo su primera pole en esta temporada. Foto: Joe Klamar / AFP

Felipe Massa obtuvo su primera pole en esta temporada. Foto: Joe Klamar / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 0
Agencia EFE

El equipo Williams dio hoy, 21 de junio, la sorpresa en la sesión de clasificación del Gran Premio de Austria con la primera posición del brasileño Felipe Massa y el segundo lugar del finlandés Valtteri Bottas, que rompieron el monopolio de las pole position que había tenido hasta ahora Mercedes.

Massa y Bottas ocuparán mañana, domingo, la primera fila en el circuito de Spielberg, que no visitaba la fórmula uno desde 2003, seguidos por el líder del Mundial, el alemán Nico Rosberg, y el español Fernando Alonso (Ferrari), que saldrá cuarto.

El australiano Daniel Ricciardo (Red Bull), el danés Kevin Magnussen (McLaren), el ruso Daniil Kvyat (Toro Rosso), el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), el británico Lewis Hamilton (Mercedes) y el alemán Nico H lkenberg (Force India) completarán los diez primeros puestos de la formación de salida de mañana.

Hubo que esperar ocho carreras esta temporada 2014 para ver una formación de salida sin una flecha plateada en la primera posición. Hasta ahora, cuatro poles habían sido para el británico Lewis Hamilton y las otras tres para su compañero Nico Rosberg.

Sin embargo, mucho más ha tenido que esperar el hoy poleman Felipe Massa, que ha conseguido en su primera temporada con Williams algo que llevaba seis años sin acariciar: la salida desde el primer lugar de la parrilla.

Fue en Interlagos, en el Gran Premio de Brasil 2008, con Ferrari, cuando logró la última pole de su carrera y donde también se llevó la victoria, que tuvo un sabor agridulce porque el quinto puesto de Hamilton permitió al británico alzarse con el Mundial de ese año. Massa se quedó a un punto del título.

También es un gran día para Williams, que llevaba dos años sin lograr que uno de sus coches saliera desde el primer lugar. La última vez fue el venezolano Pastor Maldonado en el GP de España de 2012, en una pole obtenida por una sanción a Hamilton, que también supuso la única victoria de Maldonado en fórmula uno.

El doblete de los coches blancos de Williams tuvo mucho del gran trabajo de Valtteri Bottas y Felipe Massa, pero también de los errores de Mercedes. Bottas lideró este sábado la última tanda, con mejor tiempo que Hamilton y con Massa tercero.

De hecho, parecía que Bottas iba a ser quien se llevara el primer puesto, después de lograr un registro de 1:08.846 y ver cómo ni Rosberg ni Hamilton lo batían en sus intentos con los dos juegos de neumáticos superblandos que tenían a su disposición.

Hamilton, en su primera tentativa, terminó con una vuelta invalidada por salirse de la pista en la curva 8, un giro en el que la mayoría de los coches se salieron durante los entrenamientos y del que los jueces avisaron que iban a estar pendientes para que no se rebasara con más de dos ruedas.

Tampoco Rosberg logró mejorar a Bottas, ni con el primero ni con el segundo intento, en el que se vio perjudicado, según admitió después, por el trompo de Hamilton, que en su última tentativa terminó atravesado en la pista en la curva uno.

Sin embargo, quien sí logró mejorar su tiempo fue Massa, que arrebató in extremis la pole a su compañero y sumó la decimosexta de su carrera.

"Estoy muy feliz, muy emocionado. Es un lugar que he tenido la oportunidad de disfrutar otras veces en mi carrera y ahora vuelvo a estar aquí. Estoy contento también por Williams", afirmó Massa.

Hamilton, por su parte, reconoció después de la carrera que era "incapaz" de explicar el motivo de ese incidente en su última vuelta. "Frené y bloqueé las ruedas traseras. No estoy seguro del motivo. Habrá que mirar los datos", reconoció.

La situación, sin embargo, es buena para otros pilotos como Alonso, que logra su mejor puesto en una clasificación en esta temporada, un cuarto lugar que le da esperanzas.

"Es la mejor posición del año. Será una carrera atípica, es una posición igual demasiado alta, la defenderemos con uñas y dientes", declaró al final de la jornada.

La otra decepción fue, sin duda, para el equipo Red Bull, que falló en su nueva casa del circuito austríaco, rebautizado con el nombre de su marca. Vettel no logró siquiera entrar en la Q3 y reconoció que no había sido "suficientemente rápido", mientras que Ricciardo se quedó en el quinto lugar.

Sin embargo, la sanción de cinco puestos que arrastra el mexicano Sergio Pérez (Force India), que terminó undécimo hoy, le permitiría a Vettel ganar una posición.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)