22 de marzo de 2018 17:13

El West Ham sanciona de por vida a cinco aficionados por incidentes 

La policía se traslada al terreno de juego durante el partido de fútbol de la Premier League inglesa entre West Ham United y Burnley en el estadio de Londres,  el 10 de marzo de 2018. Foto: Ben Stansall / AFP

La policía se traslada al terreno de juego durante el partido de fútbol de la Premier League inglesa entre West Ham United y Burnley el 10 de marzo de 2018. Foto: Ben Stansall / AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El West Ham United sancionó de por vida a cinco aficionados que invadieron el campo durante un encuentro de la Liga inglesa de fútbol ante el Burnley, informó hoy el club londinense.

Durante la derrota 3-0 como local, el pasado 10 de marzo, cinco aficionados ingresaron al campo en distintos momentos del partido e intentaron increpar a varios jugadores del West Ham.

Además de la sanción a esos cinco hinchas, otro "número de aficionados" recibió también una sanción de por vida por "lanzar violentamente monedas u objetos con intensión de lastimar o hacer daño".

El club añadió que ha tomado "acción rápida y decisiva" ante aquellos que "cometieron actos de violencia severa y agresión física". Más sanciones son esperadas para el próximo encuentro en casa, ante el Southampton el 31 de marzo.

"Tomamos una política de tolerancia cero a cualquier forma de violencia que ponga en beligro el bienestar de los otros, y estamos comprometidos con garantizar un entorno seguro y cómodo para todos los espectadores", expresó el club. Fueron imágenes escandalosas las que se vieron en el estadio del West Ham, que con la derrota por 3-0 en casa sigue hundiéndose en la clasificación. Tras el primer gol del partido, anotado por Ashley Barnes a los 66 minutos, un hincha se metió en el campo e intentó increpar al capitán del West Ham, Mark Noble.

Como ningún efectivo de seguridad se acercó para controlar la situación, el propio Noble derribó al aficionado y lo lanzó al suelo. Entonces se metieron en el césped otros dos hinchas, aunque fueron repelidos por el defensor James Collins.

Lejos de calmarse, la situación empeoró con la continuidad del encuentro y tras el 2-0 de la visita a los 70', obra de Chris Wood, un hincha tomó el banderín del córner y comenzó a correr con el palo como si fuera una jabalina antes de plantarlo en el centro del campo. Además, un grupo de hinchas de los 'Hammers' protestó frente a los palcos contra la directiva y pidieron la renuncia del presidente David Sullivan.

El inversor, que fue impactado por una moneda, debió retirarse escoltado por la policía. El West Ham marcha décimo séptimo en la tabla, apenas un lugar y dos puntos por encima de los puestos de descenso. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)