15 de enero de 2015 20:27

A Víctor Cruz le tomó 10 años llegar a la Maratón de Boston

El ingeniero mecánico Víctor Cruz (centro) se entrena en el anillo atlético del parque La Carolina, con el grupo Ruta 42. Foto: EL COMERCIO

El ingeniero mecánico Víctor Cruz (centro) se entrena en el anillo atlético del parque La Carolina, con el grupo Ruta 42. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 33
Carlos Augusto Rojas

Víctor Hugo Cruz Lozada es uno de los maratonistas más aclamados en el Club Ruta 42. El corredor de 67 años se clasificó a la Maratón de Boston, en EE.UU., tras una década de haberlo intentado.

De los ocho inscritos por Ecuador en la competencia, una de las pruebas pedestres más famosas del mundo, Cruz es el de mayor edad.

La edición 119 será el 20 de abril y participarán 30 000 deportistas que debieron clasificarse con antelación. Para competir en el evento atlético de 42,195 km, que se realiza desde 1897, los atletas deben cumplir tiempos mínimos de acuerdo con su edad.

Cruz, un ingeniero mecánico que trabaja como asesor en una entidad pública, logró su cupo en la Maratón de Rosario, Argentina, el año pasado. Allí cronometró 4 horas y 10 minutos (4:10), cinco minutos menos de lo requerido para su división (65- 69 años).

De una forma calmada y amable, dos de las características que reconocen quienes lo conocen, el ingeniero que corre dice que ha intentado llegar a Boston desde hace una década.

El atleta de cabellera cana ya completó siete maratones, dentro y fuera del país. Él se entrena desde hace 30 años y fue parte del grupo Corre Caminos, de los pioneros en ejercitarse por La Carolina para pruebas de largo aliento. Se inició por una recomendación médica, después de tener problemas del nervio ciático. Hace 10 años, ya con una resistencia envidiable, se planteó la posibilidad de llegar a Boston.

El deporte le ha permitido proyectar otros retos, como completar las ‘Grandes del Maratón Mundial’ que comprenden las citas de Boston, Chicago, Nueva York, Berlín, Londres y Tokio.

El ingeniero mecánico e industrial ya corrió en Berlín, Nueva York y espera cruzar la meta en la ciudad de los Celtics, el equipo de la NBA, en abril. “Nuestro trajín es ese, corremos porque nos divertimos”.

En el grupo Ruta 42, al que asisten una media de 80 atletas, entre élites y recreativos según el entrenador Mario Tumipamba, el hombre de 67 años es un referente. Boston es una de las aspiraciones más altas que pueden tener los maratonistas. Así lo certifica Flavio Sánchez, de 57 años, quien también cumplirá su sueño de correr en Boston. “Admiro mucho a Víctor Hugo porque tiene más edad que yo”.

Sánchez logró su marca al completar la Maratón de Quito en 3:33 horas, en julio pasado. Luego, para ratificar su presencia en la maratón que se realiza siempre el tercer lunes de abril, se fue a competir en Chicago, en octubre, donde cronometró 3:15 horas.

El atleta de poblado bigote hizo las maratones de Lima, Buenos Aires y Miami.
“Boston es como la mamá de las maratones”, dijo Sánchez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)