9 de August de 2013 14:50

Los vehículos también tienen 'clínicas' exclusivas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3

La pasión por los autos es la que despierta el gusto de tenerlos en perfecto estado mecánico. Dependiendo de la marca y del año de fabricación del vehículo, en Quito se puede visitar diferentes talleres automotrices especializados.

Es el caso de Sport Series 4x4, una empresa familiar formada por Manuel Jiménez, quien tiene mucha experiencia en la restauración y mantenimiento de Jeep Willys. Junto a su hijo Fabián cuida cada detalle para que todo encaje con armonía y precisión.

Ellos conocen la forma de cada pieza que fabrican. Así dirigen al equipo de mecánicos especializados en enderezada y pintura, detallando las características originales de estos vehículos que se utilizaron durante la Segunda Guerra Mundial.

Estos tienen detalles emblemáticos como la pintura verde oliva mate y accesorios como palas, picos, jerrycans, brújulas... todo ambientado al estilo de los años cuarenta.

En Quito, los Mercedes-Benz también cuentan con un taller especializado: Memorek. Luis Francisco Jiménez tiene 40 años de experiencia. Iván y Diego, sus hijos, dan un servicio único, acorde con la elegancia de la marca alemana.

Su taller dispone de tecnología de punta, ya que cada modelo requiere el uso de herramientas específicas para un mantenimiento de calidad.

Este establecimiento también tiene en sus filas a técnicos que conocen a profundidad el sistema electrónico de los autos. Memorek dispone de un variado 'stock' de repuestos para todos los modelos.

El 'staff' de mecánicos busca satisfacer adecuadamente las necesidades de los clientes más exigentes, optimizando el tiempo de atención a cada vehículo y la calidad del servicio.

La marca británica Land Rover, conocida particularmente por su legendario modelo Defender y una de cuyas variantes más reconocidas es la denominada Camel Trophy, cuenta con muchos seguidores en el país y en Quito.

Álex Aguilar dirige el taller Faconza, que se especializa en todos los modelos de esta marca. Boris Pozo es el especialista de la electrónica. Usa un escáner que está conectado con la sede de la casa comercial inglesa, una computadora y el plano de circuitos. Así logra reparar cualquier falla en la telaraña de cables.

Pero el trabajo no queda ahí. Con su herramienta especializada, el grupo de mecánicos desarma motores, cajas y 'transfers' hasta encontrar el daño, establecer un diagnóstico acertado y ofrecer una solución precisa.

La tecnología a su disposición y la gama de repuestos con la que cuentan permiten que el tiempo de espera del cliente sea mínimo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)