25 de April de 2010 00:00

UTE empezó con un abultado triunfo en la Liga Nacional

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes

La Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) tuvo una noche perfecta en el inicio de la Liga Nacional de Baloncesto Femenino, pero los aplausos cayeron sobre una niña del equipo rival.

Las tecnológicas canastearon 109-50 a Brasil, de Latacunga, que puso en la cancha en el último período a Marcela Puitana, de 12 años, lo que motivó al público.

El cotejo se disputó la noche del viernes en el coliseo Julio César Hidalgo en la jornada inaugural.

La UTE fue inmensamente superior al combinado cotopaxense y marcó diferencia desde el primer cuarto. Las mejores exponentes del juego equinoccial fueron la paraguaya Paola Ferrari y la cubana Yuliane Rodríguez.

La guaraní se destacó principalmente por su efectividad en los lanzamientos de tres puntos, en tanto la isleña fue insuperable en los rebotes y asistencias.

El partido era monótono y carecía de emotividad por la superioridad del quinteto dirigido por Paúl Beltrán. Los tres primeros parciales así lo reflejaron: 28-18, 54-22 y 86-40. Pero el ánimo de los 500 aficionados que llegaron al coliseo aumentó cuando el DT Marcelo Moreno ordenó el ingreso de la ‘diminuta’ jugadora.

Su estatura es aproximadamente de 1,58 metros, pero en el poco tiempo que estuvo en la cancha demostró mucho talento. Incluso, como armadora, aportó dinámica al equipo que mejoró su juego. La búlgara Evelina Guneva y la estadounidense Mandisa Stevenson también se destacaron.

A pesar de que el marcador reflejaba la superioridad de la UTE sobre Brasil, las miradas de los aficionados se centraron en lo que hacía Marcela. “Sentí mucho nervio cuando el entrenador me llamó. No lo esperaba porque el partido estaba complicado”, expresó la deportista que jugó con el 00.

Una escena que desató el respaldo del público se dio cuando la juvenil se animó a lanzar de tres puntos, en la única oportunidad que tuvo para hacerlo.

De forma dramática, ante el grito de la gente, la pelota se elevó lentamente para encestar. Esto desató la euforia de los asistentes, quienes luego silbaron ante la decisión del técnico de reemplazarla. Este se arrepintió y mantuvo a la jugadora en la cancha.

Al final, el triunfo para la UTE fue aplastante, pero todas las tecnológicas buscaron a Marcela para felicitarla por su desempeño. “Me sentí muy contento. Me emocionó cuando el público pidió que me quedara. Es mi primer aro en una Liga Nacional”, comentó con emoción.

Mientras que para las universitarias este triunfo significó un buen inicio en busca del título nacional, ya que el torneo provincial no lo pudo conseguir.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)