6 de noviembre de 2015 10:53

Uruguay recupera a Cavani, uno de sus gladiadores

El delantero uruguayo Edison Cavani es expulsado tras recibir tarjeta roja durante el partido Chile-Uruguay, de cuartos de final de la Copa América de Chile 2015. Foto: Agencia EFE

El delantero uruguayo Edison Cavani es expulsado tras recibir tarjeta roja durante el partido Chile-Uruguay, de cuartos de final de la Copa América de Chile 2015. Foto: Agencia EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Uruguay llegó a la Clasificatoria para Rusia 2018 haciendo poco ruido, pero el elenco dirigido por Oscar Tabárez ha ganado sus dos partidos debut y lo ha hecho sin contar con sus estrellas Luis Suárez y Edinson Cavani, el gladiador que ahora regresa.

El panorama se planteaba difícil para los celestes antes del inicio de un certamen que los hinchas uruguayos sufren cada cuatro años y al que se aferran a través de un dicho popular: "Matemáticamente, tenemos chance".

Y hay algo de verdad. Uruguay ha llegado a los últimos mundiales en la repesca, al filo del abismo. Y con el panorama que se planteaba para el debut, el optimismo no era la tónica dominante esta vez.

El arranque sería sin Suárez, el goleador del Barcelona español, uno de los mejores jugadores del mundo que atraviesa un momento espectacular.

'El 'pistolero' mordió a un rival italiano en el Mundial de Brasil-2014 y se ganó nueve fechas de suspensión. Recién volverá contra Brasil en el quinto partido del premundial.

Pero además, la Copa América de Chile le costó carísima a los 'charrúas'. En el partido ante los anfitriones chilenos, el defensa Gonzalo Jara introdujo un dedo entre las nalgas de Cavani que reaccionó, vio la roja, y se ganó dos fechas de suspensión.

Además, el DT Oscar Tabárez fue suspendido tres fechas por dejar el área técnica y acusado de insultar al polémico juez del partido, el brasileño Sandro Ricci.

La sorpresa

El primer partido tocaba contra Bolivia, en los  3 600 metros de La Paz, en donde Uruguay nunca había ganado por eliminatorias.

Así las cosas, los celestes llegaban al clasificatorio para Rusia 2018 diezmados, sin sus principales estrellas pero con la certeza de que contaban con su carta tradicional para las situaciones difíciles: la 'garra charrúa', el ánimo que no decae cuando el partido viene difícil.

Los celestes dieron cuenta por 2-0 de Bolivia a domicilio y luego aplastaron 3-0 a Colombia en el Centenario. Cambiando el refrán popular, 'poco ruido y muchas nueces', podría ser el balance de la primera etapa de Uruguay en el certamen.

Ahora, la vuelta de Cavani, del Paris Saint Germain, será algo así como un refuerzo de lujo para uno de los equipos que, junto con Chile y Ecuador, lleva 100% de efectividad en su recorrido hacia tierras rusas.

Y el entusiasmo de la parcialidad se hace sentir. Del partido con Ecuador el 12 de noviembre se habla bastante menos en Uruguay que del choque con Chile el 17 del mismo mes, un partido que huele a revancha y para el cual los hinchas agotaron todas las localidades del Centenario.

La actitud de Jara contra Cavani, uno de los ídolos de Uruguay, ha crispado a los hinchas celestes. Uruguay mantendrá la estructura habitual del equipo, con una sólida retaguardia dirigida por el capitán Diego Godín y su fiel escudero José María Giménez, ambos del Atlético de Madrid y considerados por muchos especialistas como una de las mejores duplas defensivas del mundo.

Tabárez en cambio no podrá contar con dos jugadores habituales en su plantilla, Jorge Fucile, del Nacional uruguayo, y Cristian Rodríguez, del argentino Independiente, ambos lesionados.

El técnico tampoco podrá dirigir el encuentro contra Ecuador desde la cancha y volverá al gramado en casa, en el Centenario, para el duelo más esperado de la fecha, ante los Campeones de América.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)