23 de October de 2013 00:02

En Universidad Católica persiste el dolor por la goleada

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El ambiente no era el mejor. La estrepitosa goleada del pasado domingo ante Emelec, tiene a la gente de Universidad Católica con las caras largas y el ánimo revuelto.

Generalmente, los entrenamientos del equipo transcurren en un ambiente distendido con bromas y sonrisas, pero ayer parecía que los jugadores desayunaron 'carne de tigre'.

La práctica fue dirigida por Diego Cuvi, el preparador físico del plantel. Había cuatro equipos que jugaban intensos partidos de indorfútbol.

En la cancha reducida no se daba tregua y los patadones iban y venían. En más de una ocasión, el preparador físico tuvo que usar su silbato y el propio Célico mandó a calmar a sus jugadores.. Los gritos "ehhh", "uuuhhh", "mala intención" se repetían continuamente en la pequeña cancha sintética cubierta con mallas, en donde los jugadores realizaban su primera práctica de la semana.

En uno de los equipos, el volante ex-Espoli Carlos Quillupangui hacía de arquero y tras una jugada en la que le cometieron una falta quedó cara a cara y se pechó con Danny Luna, quien inmediatamente se excusó por el golpe que propinó a su compañero. El volante convertido en arquero aceptó las disculpas. Pero el ambiente continuaba caldeado y minutos después en una jugada entre dos juveniles, hubo un rápido intercambio de golpes. Cuvi, Célico y miembros del cuerpo médico corrieron a separar a los jugadores. Ágilmente, el PF tomó por el cuello a uno de los participantes en la bronca y lo separó de la escena.

Facundo Martínez, el capitán del equipo, dio la alerta de la presencia de los periodistas. "Están las cámaras eh", gritó el volante señalando hacia una de las puertas de la cancha y de inmediato, el preparador de arqueros Mario Rubén Quiroga se ubicó delante.

Al final de la sesión de práctica, el equipo rojo ganó el partido y el arquero Hernán Galíndez, convertido ayer en delantero, marcó cinco anotaciones.

El jugador reconoció que aún hay dolor y bronca por la pérdida con Emelec, pero que el equipo seguirá peleando por el primer puesto en la tabla. Hizo estas declaraciones sentado en una banca, mientras sus compañeros continuaban jugando esa mezcla de fútbol con lucha libre en el interior de la cancha.

Jorge Célico también dio declaraciones. Dijo que ante Deportivo Quito volverán a mostrar la imagen de anteriores partidos, en donde el 'Trencito' sedujo por su juego y por su contundencia.

Otro de los símbolos del plantel, Diego Benítez, argumentó que la Católica deberá enterrar el resultado lo más pronto para pensar en el futuro. "Con el Quito tendremos un partido durísimo, pero hay que encararlo con ánimo".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)