12 de mayo de 2017 00:00

La Europa League, el trofeo que le falta al United para completar su palmarés

El volante ecuatoriano del Manchester United, Antonio Valencia (izq.), celebra junto a sus compañeros la clasificación a la UEFA Europa League

El volante ecuatoriano del Manchester United, Antonio Valencia (izq.), celebra junto a sus compañeros la clasificación a la UEFA Europa League. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 15
Agencia EFE

Tres Copas de Europa, una Recopa, una Supercopa de Europa, una Copa Intercontinental y un Mundial de Clubes son los siete títulos internacionales que atesora el Manchester United, uno de los clubes más importantes y poderosos del mundo, en sus vitrinas.

La Liga Europa -antigua Copa de la UEFA- nunca fue una prioridad para los de Old Trafford, acostumbrados a cotas mayores. La marcha de Alex Ferguson en 2013 dejó sin rumbo al United, que ni con David Moyes primero ni con Louis van Gaal más tarde ha logrado hacerse notar en exceso en el fútbol europeo.

Con la excepción de la UEFA Champions League, los torneos del Viejo Continente no han llegado nunca a interesar del todo a los equipos ingleses, que siempre han dado prioridad a la Premier League e, incluso, a la FA Cup.

Sin embargo, el pobre rendimiento de los hombres de José Mourinho en el campeonato doméstico y el billete directo a la máxima competición continental que se lleva el vencedor del torneo, han convertido a la Liga Europa en el objetivo primordial del United esta temporada.

De coronarse campeón el próximo 24 de mayo en Estocolmo ante el Ajax (14:00 de Ecuador), el conjunto de Old Trafford no sólo propiciaría que hubiera cinco representantes de la liga inglesa en la Champions el año que viene, sino que levantaría su primer título europeo desde el año 2008 y completaría su glorioso palmarés de triunfos internacionales.

En total, el United ha disputado en nueve ocasiones la Copa de la UEFA (6) o Liga Europa (3), la primera de ellas en la temporada 1976/1977, en la que cayó en segunda ronda a manos del Juventus.

En sus dos siguientes participaciones no mejoró sus resultados, y en la campaña 1980/1981 se despidió a las primeras de cambio ante el Widzew Lodz polaco, mientras que en la 1982/1983 fue el Valencia el que lo apeó en primera ronda.

Dos años más tarde fue el Videoton húngaro el que lo eliminó de la competición en cuartos de final, en una edición en la que habían derrotado previamente a Raba ETO Gyor, PSV Eindhoven y Dundee United.

La sanción de la UEFA tras la Tragedia de Heysel -los clubes ingleses fueron sancionados sin poder disputar competiciones europeas durante cinco años- impidió a los Red Devils participar en la Copa de la UEFA en las campañas 1986/1987 y 1987/1988.

En sus dos siguientes participaciones, los rojos de Mánchester tampoco pasaron la barrera de la primera ronda, cayendo primero ante el Torpedo Moscú (1992/1993) y más tarde frente al Rotor Volgogrado (1995/1996).

No les fue mucho mejor en las temporadas 2011/2012 y 2015/2016, ya con la denominación de Liga Europa, donde llegaron tras ser terceros en la fase de grupos de la Liga de Campeones: el Athletic Club se cruzó en el camino del United en dieciseisavos de final en 2012, y fue el Liverpool el que lo eliminó en esa misma instancia cuatro años más tarde.

Ahora, en un torneo que fue visto como una mera distracción al arranque del curso y que se ha convertido en el objetivo primordial, los Diablos Rojos llegan a la final de Estocolmo después de ir quitándose rivales de encima -Fenerbahce, Feyenood y Zorya Luhansk en la fase de grupos, Saint-Étienne en treintaidosavos, Rostov en dieciseisavos, Anderlecht en cuartos y Celta de Vigo en semifinales- y con el objetivo de levantar el título para obtener billete directo para la Liga de Campeones y completar su palmarés europeo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)