30 de septiembre de 2016 17:00

Tyson Fury, campeón de los pesos pesados, dio positivo por cocaína 

Wladimir Klitschko (izq.) durante el combate ante Tyson Fury en Duesseldorf,  Alemania,  Fury  ganó el título mundial de los pesos pesados  por decisión. Foto: Patrik Stollarz / AFP

Wladimir Klitschko (izq.) durante el combate ante Tyson Fury en Duesseldorf, Alemania, Fury ganó el título mundial de los pesos pesados por decisión. Foto: Patrik Stollarz / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El boxeador británico Tyson Fury dio positivo por cocaína en un análisis de orina el 22 de septiembre, afirmó la cadena estadounidense ESPN el viernes, y podría verse privado por ello de sus títulos de campeón del mundo de los pesos pesados.

El promotor de Tyson Fury, Hennessy Sports, rechazó comentar la información de ESPN, tras ser contactado por la agencia británica Press Association Sport.

Según ESPN, Fury fue controlado por una agencia antidopaje especializada en el boxeo y la MMA, la Voluntary Anti-Doping Association (VADA), con sede en Las Vegas. La instancia precisó que no publica sus resultados sin que lo pida el deportista afectado.

Siempre según ESPN
, Fury no se expone a una suspensión, ya que el control fue realizado fuera de competición pero si se ve imposibilitado para defender sus títulos mundiales podría ser privado de ellos.

Fury, campeón de la Asociación Mundial (AMB) , la Organización Mundial (OMB) y la Organización Internacional de Boxeo (OIB), había anunciado el 23 de septiembre que renunciaba a su combate previsto el 29 de octubre contra el ucraniano Vladimir Klitschko, declarándose “médicamente no apto para combatir”, sin dar más precisiones.

“Los médicos le explicaron que su estado no le permitía participar en esta revancha y que necesitaba un tratamiento”, precisaba entonces el clan Fury en un comunicado.

La revancha entre ambos, que iba a disputarse en Mánchester, había generado una gran expectación: Fury, de 28 años, derrotó por sorpresa a Klitschko a los puntos el 28 de noviembre de 2015 en Düsseldorf, destronando al entonces rey de la categoría reina de sus cinturones de la AMB, la OMB y la FIB (Federación Internacional) .

El combate de revancha estaba inicialmente previsto para el 9 de julio, pero ya tuvo que ser retrasado una primera vez, debido a una lesión de Fury en un tobillo.

A mediados de agosto, Klitschko, de 40 años, anunció que quería iniciar un proceso judicial contra Fury, acusando al entorno del británico de intentar cambiar los términos del contrato.

Fury, una figura muy controvertida por sus declaraciones contra las mujeres o sobre la homosexualidad, había sido suspendido provisionalmente el 24 de junio por la Agencia Británica Antidopaje (UKAD), después de la detección de una sustancia prohibida en su orina en febrero. La suspensión se levantó a la espera de una declaración, que se programó para el 4 de noviembre.

El boxeador había amenazado con presentar una denuncia contra la UKAD y las autoridades de su deporte.

La prensa británica publicó que se habían constatado unos niveles elevados de nandrolona, un esteroide anabolizante, en un control efectuado antes de su victoria contra Klitschko.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)