30 de noviembre de 2016 00:00

El maestro Ponce dio lección en Lima

Ponce volvió a sentar cátedra. Obtuvo el premio Oreja de Oro, Radio Nacional 2016. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Enrique Ponce volvió a sentar cátedra. Obtuvo el premio Oreja de Oro, Radio Nacional 2016. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

Una gran corrida de Juan Pedro Domecq permitió una gran tarde en la cuarta de la Feria del Señor de los Milagros, en la que Enrique Ponce, Alejandro Talavante y
Joselito Adame cortaron una oreja al bien presentado encierro, que embistió con clase, nobleza y bravura.

Enrique Ponce es torero de Lima y lo demostró una vez más en Acho. Le cortó una meritoria oreja al que abrió plaza y que tenía la virtud de la movilidad. La faena la estructuró por ambos pitones, aprovechando el recorrido del astado, sin obligarle ni presionarle. Faena sobria por encima de las condiciones del toro. Primera oreja de la tarde.

El cuarto, bravo, embestía con prontitud y codicia los engaños. Los primeros tercios fueron de estudio y tanteo. Con la muleta, el valenciano brindó una faena colosal llena de emoción y dominio.

Ponce manejó los tiempos y la fuerza del toro con total precisión, calibrando una faena maciza por el dominio, el empaque y la rotundidad. Toreó por derechazos y siguió por naturales, de uno a uno, dejando la muleta muerta en la cara para llevarlo toreado hasta detrás de la cadera, ante la algarabía del público que le gritaba ¡torero, torero! Las poncinas y el abaniqueo fueron el colofón de la gran faena. El estoque y el descabello impidieron coronar. Vuelta apoteósica.

Talavante y Adame llenaron de arte emoción la tarde y cortaron una oreja cada uno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)