5 de julio de 2014 19:15

Krul, el 'as bajo la manga' que logró la clasificación de Holanda

El guardameta Tim Krul de Holanda durante los penales ante Costa Rica, el 5 de julio de 2014. Foto: AFP

El guardameta Tim Krul de Holanda durante los penales ante Costa Rica, el 5 de julio de 2014. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 19
Contento 0
EFE
Logo MUNDIAL 2014

Durante 120 minutos Keylor Navas, portero de Costa Rica, no dejó de incomodar a Holanda. Lo paró todo. Y lo que no pudo detener, acabó en los postes, hasta en tres ocasiones. Después de 120 minutos de batalla, Navas estaba predestinado a cerrar su memorable actuación en la tanda de penaltis. Pero no fue así. Apareció Tim Krul de la nada para ensombrecer el día de Navas.

Escondido desde que comenzó el Mundial y condenado al banquillo por Van Gaal y Jesper Cillessen, que lo había jugado todo hasta el momento, Krul era prácticamente un invitado en Brasil. Vio cómo sus compañeros se clasificaron hasta cuartos de final después de jugar contra España, Australia, Chile y México.

Pero al guardameta del Newcastle le esperaba una sorpresa. Se la dio su entrenador en el último minuto de la prórroga. Van Gaal tenía un plan y reservó un cambio para el final. Sólo hizo dos durante todo el partido. Pese a la exigencia física del choque, se arriesgó y ganó.

Krul calentó en dos minutos y saltó al campo. Mostró una seguridad pasmosa, casi insultante. E incluso se permitió el lujo de dar la mano a cada jugador costarricense que iba a tirar un penalti. Estaba todo planeado.

"Esto es algo que habíamos pensado por adelantado. Cada jugador en mi selección tienen características que no necesariamente coinciden. Pensamos que Krul era el más adecuado para una tanda de penaltis. Es un jugador que puede llegar a todas las esquinas de la portería. Por eso nos preparamos. Krul siempre fue hacia el lado correcto de la portería, así que estoy orgulloso de que esto haya funcionado", dijo Van Gaal en rueda de prensa.

Con 1,93 de altura, Krul era un muro enorme que hacia más pequeña la portería a los jugadores de Costa Rica. Consiguió detener dos penaltis, a Bryan Ruiz y a Umaña. Él solo arregló la situación en la que se había metido Holanda.

"Antes del partido, no le dijimos nada a los jugadores porque no queríamos que tuvieran que enfrentarse a esa información. Ni al portero titular, porque podría ser decepcionante. Pensamos que Tim tiene mejores resultados a la hora de parar penaltis. Con Krul sí que hablamos de esto. Funcionó. Si no hubiera funcionado, significaría que me habría equivocado", añadió un sonriente y satisfecho Van Gaal. Su orgullo estaba por las nubes. Había triunfado.

Antes, el técnico de Costa Rica no pudo alabar del todo la actuación del portero rival. Estaba algo deprimido. "Puede ser especialista. Pero no le he visto en el mundo propiamente. Si tiene las virtudes, por eso jugó. No nos intimidó. Hay que hacerle un reconocimiento al portero que entró, es verdad. Nos paró los penaltis y punto. Son circunstanciales. Los penaltis son circunstanciales. Pero el mejor del Mundial es Keylor", destacó.

Al final, Costa Rica, que estaba lanzada para presumir de Keylor Navas, no pudo cerrar con una victoria una actuación que será recordada para siempre. Krul, un gigante del Newcastle, consiguió eclipsar al guardameta de Costa Rica. Fue el otro portero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)