29 de mayo de 2017 22:22

Tiger Woods asegura que le influyeron unas medicinas y que no conducía ebrio

Tiger Woods durante un partido en California. Foto: AFP

Tiger Woods durante un partido en California. Foto: Archivo /AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

El golfista estadounidense Tiger Woods aseguró este lunes, 29 de mayo del 2017, que la policía no le detuvo el lunes de madrugada porque estuviera conduciendo ebrio, sino porque había sufrido "una inesperada reacción" al tomar unos medicamentos que le habían sido prescritos por un doctor.

Woods se disculpó por sus acciones en un comunicado, reproducido en su integridad por el canal WPTV-TV, la filial de la televisión NBC en el sur del estado de Florida.

"Quiero que el público sepa que el alcohol no estaba involucrado. Lo que ocurrió fue una reacción inesperada a unos medicamentos recetados. No me había dado cuenta de que la mezcla de medicamentos me había afectado tan fuertemente", defendió Woods en su breve comunicado.

El golfista, de 41 años, había sido arrestado sobre las tres de la madrugada del lunes hora local (7:00 GMT) en la ciudad de Jupiter, en el sur de Florida, por conducir supuestamente bajo la influencia de sustancias tóxicas, alcohol y marihuana (DIU, en inglés).

El deportista fue puesto en libertad sobre las once de la mañana (15:00 GMT) y sin que tuviese que pagar fianza, informó la oficina del alguacil del condado de Palm Beach, al que pertenece la ciudad de Jupiter.

"Entiendo la gravedad de lo que hice y asumo toda la responsabilidad de mis acciones", aseguró en su comunicado Woods, quien añadió: "Me gustaría pedir disculpas con todo mi corazón a mi familia, amigos y seguidores".

"Haré todo lo que esté a mi alcance para asegurar que esto nunca vuelve a suceder", añadió.

Por último, el deportista aseguró que ha colaborado "plenamente" con las fuerzas del orden y agradeció su "profesionalismo" a los agentes del departamento de policía de la ciudad de Júpiter y a los representantes de la oficina del Sheriff del condado de Palm Beach, los cuerpos que se encargaron de la detención.

La foto que la policía tomó a Woods en el momento de su arresto ha dado la vuelta al mundo debido a lo polémico de la detención de la leyenda del golf, que en la imagen aparece ojeroso, cansado y serio.
En abril pasado, Woods se sometió a una cuarta intervención quirúrgica de espalda para aliviar los dolores que sufre de forma permanente y, actualmente, se encuentra en periodo de recuperación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)