7 de junio de 2014 23:36

'No se ha ido de mí ese espíritu de competencia':  Silvio Guerra

Silvio Guerra

Silvio Guerra ganó en cinco acasiones la Quito-Últimas Noticias 15K. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 7
Carlos Augusto Rojas

¿Qué le motiva a seguir entrenándose a una persona que ya ganó tantas carreras?

Todavía sigo en el deporte, no de alto nivel porque la edad y los kilómetros recorridos ya no me lo permiten, pero me mantengo haciendo competencias de dureza como son las carreras de calle. Sigo porque son desestresantes. También hago ciclismo de montaña y de ruta, que es una de mis pasiones. Compito en duatlones y este año quiero hacer un medio Ironman. Lo bueno es que no se ha ido de mí ese espíritu de competencia. Me gusta ser competitivo.

¿Siempre lo fue?

Desde niño. En San Gabriel (Carchi), mis primeras competencias fueron sobre coches de madera. Después de eso empezaron las pruebas a escalas escolar y colegial. En esa época ya quería sobresalir.

¿En qué momento empezó a entrenarse con miras a los grandes objetivos?

Cuando venimos a vivir en Quito y tenía 16 años. En esa época empezamos a correr con mi hermana Vilma e ingresamos al Club de Atletas de El Ejido, donde tuvimos un gran maestro que nos enseñó muchas cosas, entre ellas a ser corredores, como es José Navarrete. Esa fue una primera pauta para poder avanzar.

¿Cuáles fueron sus otros guías deportivos?

Luego empecé a viajar a EE.UU. y estuve con Richard Castro, quien nos enseñó bastante de lo que era el medio estadounidense a mí, a Rolando Vera, Martha Tenorio. Luego, en 1991 ya ingreso con Raúl Ricaurte que fue la persona que me ayudó a estar en el más alto nivel internacional. Con él avanzamos hasta los Juegos Olímpicos de Atenas y un poquito más.

¿Lo más grato que le dejó el deporte?

Pude ayudar a mi familia a salir de la pobreza en la que vivíamos. También aprender de otras culturas, otros idiomas. Ahora seguimos metidos en el deporte, con Silvio Guerra Sports, que damos el servicio de cronometraje y de organización de eventos deportivos. Es una recompensa de haber corrido en las calles.

¿Fue importante ganar la Quito-Últimas Noticias?

Ganar la Quito-Últimas Noticias es abrirse campo a escala internacional, es darse a conocer como deportista. La gente reconoce cuando un ecuatoriano logra imponerse en una carrera tan grande. La 15K nos ha dado fama a varios deportistas, nos abrió caminos.

Llegar a 18 000 participantes es impresionante, es una motivación porque la gente se sigue motivando a hacer deporte.

¿Qué tan complicados fueron sus cinco triunfos?

Para mí fue muy difícil. ¿Quién lo bajaba del trono a Rolando Vera? A partir del año de 1991 ya empecé a ganarle a él en EE.UU. y en Europa. Empecé a tener los récords nacionales de 1 500, 5 000 y me perfilaba al de 10 000 que lo obtuve luego. Ganarle en ese momento a Rolando era como conseguir una medalla olímpica y lo logré, pero cuando veníamos a la Quito-Últimas tratábamos de no competir juntos. Pero bueno, gané en 1994 y en el 95 nos enfrentan en un duelo con Rolando. Me preparé, quería ganar, pero por querer hacer las cosas lo mejor posible me sobreentrené. Llegué agotado y no pude ganarle. A la final obtuve cinco triunfos, lo que no es fácil. El nivel competitivo siempre fue duro .

¿Qué pasa por la cabeza de un atleta cuando se compite por el primer lugar?

Se vienen muchos pensamientos. Se piensa en los rivales, en quiénes están junto a uno, atrás o adelante. Se empieza a analizar a los que están agotados, pero eso puede ser engañoso. Una vez un muchacho respiraba horrible, pensé que estaba cansado, pero seguía. Entré en desesperación. Ganar una carrera implica la parte física y mental.

¿Sus maratones más destacadas?

La Maratón de Boston donde fui segundo, en dos ocasiones. En 1999 me ganó un keniata y en el 2001 un coreano medallista olímpico. En las maratones me enfrenté a atletas de primera categoría y siempre fui para adelante. Lo de Boston fue muy bueno, nadie se lo esperaba porque estaban los mejores corredores del mundo.

¿Los Juegos Olímpicos fueron su gran logro deportivo?

Es un orgullo haber representado al país en tres Juegos Olímpicos. Desde joven ya amé esto de correr, conseguí los récords de 1 500, 5 000 y 10 000 y con esta última marca llegué a Atlanta 1996. Estuve luego en Sídney y en Atenas, donde competí en las maratones.

¿Buscó luego clasificarse otra vez?

Hasta el final intenté llegar a la cita de Pekín en el 2008, pero competí en las pruebas equivocadas y hasta corrí cuatro maratones en tres meses. Eso no se debe hacer.

¿Por qué lo hizo?

Tenía esa ambición, esa hambre de llegar a unos Juegos nuevamente. En ese año fui a competir a Londres, pero no me fue bien. En Ottawa me quedé a 30 segundos de la marca. Luego, en la maratón de Rock ‘n’ Roll, en California, puse la marca pero esa carrera no había sido clasificatoria. Luego fui a Río de Janeiro, pero ya estuve muy cansado. Corrí las maratones equivocadas, pero lo intenté.

La última pregunta, ¿cómo correr la 15K?

Los élite tienen que intentar dejarlo todo. Para los aficionados lo más importante es mantener el ritmo al que están acostumbrados. No deben cansarse al inicio para tener la resistencia y si al final se sienten fuertes hay que rematar.

Su trayectoria 

Silvio Guerra logró cinco triunfos, en la categoría general, de la Quito-Últimas Noticias 15K. Mantiene desde hace 16 años el récord nacional de maratón. Estuvo en tres JJ.OO.

Su punto de vista

Considera que ganar la 15K abre puertas para los atletas ecuatorianos en el exterior.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)