19 de octubre de 2016 00:00

Siete clubes participarán en la Liga Nacional de Baloncesto

Emelec vuelve al baloncesto ecuatoriano para el 2016. Foto: @CheoGomez

Emelec vuelve al baloncesto ecuatoriano para el 2016. Foto: @CheoGomez

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Manuel Quizhpe

El presupuesto para competir en la Liga Nacional Masculina de Baloncesto, que arrancará el próximo 25 de octubre, está entre los USD 28 000 y 80 000. La diferencia está marcada por la conformación de los planteles, los viajes a las diferentes sedes y los premios a los jugadores.

La Federación Ecuatoriana de Baloncesto (FEB) confirmó la participación de siete clubes: ADN y Emelec (Guayas), Juvenil de Vinces y Ciudad de Babahoyo (Los Ríos), H.R. Portoviejo (Manabí), Iccan (Morona Santiago) e Importadora Alvarado (Tungurahua).

Pichincha será la gran ausente. Los conjuntos protagonistas de años anteriores: UTE, Espe, Mavort, entre otros, están al margen del certamen. El club cuencano Triple E no consiguió los recursos económicos y tampoco participará.

Según Andrés Espinoza, directivo de Triple E, se requería entre USD 80 000 y 85 000 para participar en la Liga Nacional.

En años anteriores, la FEB pagaba los costos de arbitraje y hospedaje, pero “se conoció que este año no iba a cubrir esos gastos”.

Este año, Triple E intervino en la Liga Nacional Femenina e invirtió USD 55 000. El directivo y entrenador explicó que, aparte de cubrir gastos de transporte, alojamiento, alimentación, sueldos a los refuerzos hay que cubrir el alquiler del coliseo de Cuenca y el pago de otros servicios.

Miguel Villagómez, vicepresidente del club Iccan, relató que el presupuesto del representativo de Morona Santiago es USD 80 000. La mayor parte del financiamiento será cubierta por la empresa Ingenieros Consultores Constructores Asociados Nacionales (Iccan). De allí el nombre del naciente equipo.

La plantilla de jugadores, incluidos cinco integrantes de la provincia amazónica, se entrenan en Quito con el argentino Juan José Pidal. Ellos, con un día de anticipación al partido se trasladarán a Macas para los partidos que jueguen como locales. Lo harán en el coliseo municipal La Loma, que tiene capacidad para 3 500 personas.

El presupuesto de Iccan, que tendrá el doble de viajes con relación a sus rivales, contrasta con los USD 28 000 que invirtió, en el 2015, el Juvenil de Vinces, equipo dirigido por Lautaro Sáenz. Esa cifra será menor en este año porque no tendrá adversarios quiteños. Cada viaje a Quito implicaba un gasto de USD 1 000.

Rogers Moscoso Muñoz, presidente del Juvenil de Vinces, pone énfasis en el apoyo que brinda el Municipio de ese cantón. Se suman otros aportes que permiten cubrir el presupuesto. Los costos son menores porque el directivo tiene un edificio adecuado para recibir a los refuerzos nacionales y extranjeros, y un restaurante.

Moscoso explica que, jugar la Liga Nacional implicaba, hasta el año pasado, pagar USD 350 por la inscripción de cada jugador extranjero. Para este año, la FEB ofreció reducir ese monto.

Además, hay que cubrir los pasajes aéreos internacionales.
Patricio Ponce, reconocido técnico ecuatoriano de baloncesto, se lamenta por la ausencia de equipos pichinchanos. A su criterio, se debe a la crisis económica y a la falta de un proceso continuo en las diferentes categorías. “Los jóvenes salen de los colegios y no tienen torneos, tampoco hay un seguimiento”.

Enrique Segura, exasesor de la FEB, dice que el aspecto financiero ha golpeado a todos los clubes. Él sugiere una reunión entre quienes están involucrados con este deporte para buscar alternativas y así contar con una mayor participación. “La Liga Nacional debe fortalecerse y no debilitarse”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)