28 de noviembre de 2014 17:34

El SEMA Show es muy particular

Un millón de metros cuadrados del Centro de Convenciones de la ciudad, divididos en diferentes pabellones, se destinan a la muestra. Foto. Fernando Robayo/ Carburando

Un millón de metros cuadrados del Centro de Convenciones de la ciudad, divididos en diferentes pabellones, se destinan a la muestra. Foto. Fernando Robayo/ Carburando

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

Fernando Robayo C. Editor CARBURANDO

El SEMA Show, mejor conocido en los países de habla hispana como el Salón de Las Vegas, no es una exposición de vehículos que muestra las nuevas tendencias de la industria automovilística mundial, como pudiera pensarse.

A diferencia de ‘auto shows’ como los Detroit, Ginebra, Fráncfort o París, el Salón de Las Vegas se especializa en la amplísima oferta de productos y servicios que muchos proveedores ponen a consideración de quienes ya adquirieron un vehículo y desean personalizarlo, con el fin de mejorar sus cualidades estéticas y/o de desempeño.

Entre el 4 y el 7 de noviembre pasados, el Centro de Convenciones de esa ciudad estadounidense acogió a cerca de 2 500 expositores, quienes presentaron a los asistentes las más recientes tecnologías en lo referente a autopartes, accesorios y complementos, con los que los automotores nuevos generalmente no están equipados cuando salen de los concesionarios.

No obstante, en vista del gran potencial que tiene ese negocio, los fabricantes locales de vehículos han ido incrementando su presencia en la exhibición para no quedarse atrás del mercado alterno y ofrecer a los compradores de sus modelos una muy variada gama de accesorios originales.

General Motors y Ford son los dueños de los mayores estands, pero otras marcas como Jeep e incluso Toyota tienen una importante presencia en la muestra, a juzgar por la cantidad y calidad de sus presentaciones.

Un millón de metros cuadrados es el área dispuesta para esta exposición, a la que se estima que cada año llegan 100 000 visitantes de cerca de 100 países.

No obstante, el SEMA Show no es una feria abierta al público en general, sino que está concebida como un gran centro de negocios en el que se puede conocer lo último en materia de equipamiento automovilístico, hacer contactos importantes con los líderes del sector y adquirir diferentes productos al por mayor, así como obtener la representación y distribución de marcas para otros países, entre otras posibilidades.

En el marco de la exhibición, las firmas participantes suelen realizar demostraciones en vivo de las bondades de los productos que comercializan, así como instruir a los visitantes sobre la correcta aplicación de productos, instalación de componentes, utilización de herramientas, etc.

Cerca de 2 000 novedades entre piezas de reciente desarrollo e introducción al mercado, herramientas y componentes, se presentaron en la edición de este año.

Estas apuntaron principalmente al mercado de la enderezada y pintura, restauración, electrónica móvil, aros y llantas, potenciación de motores, equipo especializado y servicios comerciales.

El evento se anima con la presencia de personalidades mediáticas de EE.UU. estrechamente vinculadas con el sector automotor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)