5 de agosto de 2014 11:14

¡Fuera Iker!, el grito que se escuchó en la presentación Keylor Navas 

El portero costarricense Keylor Navas, nuevo fichaje del Real Madrid procedente del Levante, durante su presentación el 5 de agosto en el estadio Santiago Bernabéu. Foto: AFP

El portero costarricense Keylor Navas, nuevo fichaje del Real Madrid procedente del Levante, durante su presentación el 5 de agosto en el estadio Santiago Bernabéu. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 0
DPA

"¡Fuera Iker!". El reiterado grito que se escuchó hoy 5 de agosto en el Santiago Bernabéu durante la presentación del arquero costarricense Keylor Navas fue una prueba más de la enorme tensión generada en el arco del Real Madrid en los albores de la nueva temporada.

El conflicto tiene ya un año y medio de duración, y la llegada de Navas no hace otra cosa que añadir más gasolina a un fuego que parece lejos de extinguirse. Así lo comprobó el propio presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, durante su discurso de presentación de Navas. Interrumpido en varias ocasiones, prefirió seguir adelante sin parar, visiblemente molesto por los gritos contra Iker Casillas por parte de un sector de la hinchada.

"Sería la mejor portería del mundo", opinó el arquero español Pepe Reina cuando le sugirieron la posibilidad de juntar a Navas, Casillas y Diego López en un mismo equipo. Y esa opción es hoy real, con la firma del costarricense por el club blanco, aunque la convivencia interna en esa "mejor portería del mundo" parece imposible.

Involuntariamente, Navas añadió más tensión a una situación que parece incontrolable. De pronto, el Real Madrid juntó a una estrella del último Mundial, como es Navas, con un mito, Casillas, y el arquero titular del equipo blanco en la Liga española las dos últimas temporadas, López.

El conflicto se inició el 22 de diciembre de 2012, cuando el entonces entrenador del Real Madrid, José Mourinho, dejó en el banquillo a Casillas en un partido ante el Málaga, que ganó 3-2. El técnico portugués relegó a la suplencia al que entonces era el mejor arquero del mundo según la FIFA, y con ello comenzó una polémica que todavía dura.

Para entonces todavía no estaba en el club López, quien llegaría en enero al Real Madrid procedente del Sevilla. Y Mourinho no tardó en situarlo como titular mientras un debate encendía a la hinchada: ¿López o Casillas? La elección venía propiciada por dos bandos: quienes estaban a favor de Mourinho y quienes se situaban en contra. El portugués salió del equipo después de no ganar nada en su tercera temporada al frente del Real Madrid, pero la llegada de Carlo Ancelotti la pasada temporada sólo supuso una frágil tregua. El italiano optó por su conocida diplomacia y mantuvo a López como titular de la Liga española, aunque le dio a Casillas el puesto en la Copa del rey y la Liga de Campeones, precisamente los dos trofeos que conquistó el conjunto blanco la pasada temporada.

Pero el final de la pasada temporada marcó a Casillas. Su actuación ante el Atlético de Madrid en la final de la Liga de Campeones fue deficiente y erró clamorosamente en el gol recibido, un 1-0 que le daba el título a los rojiblancos. Sergio Ramos minimizó los daños con un tanto en el descuento que dio origen a una prórroga en la que el Real Madrid definió el triunfo por 4-1.

Luego llegó el Mundial, otro calvario para Casillas. Se le responsabilizó en buena medida de la derrota inicial 5-1 ante Holanda y tampoco salió indemne de la caída 2-0 ante Chile, que eliminó a la selección española. El arquero se fue de vacaciones con incesantes rumores sobre su continuidad en el equipo blanco, pero finalmente decidió quedarse y luchar por la titularidad.

Igual que López, quien sigue renunciando a salir por más que se lo haya pedido el club. Y ahora llegó Navas. 'Lío en la portería', resumió hoy el diario Marca, que puso en boca de López unas supuestas palabras lanzadas hacia sus dirigentes: "Soy mejor y lo sabéis, pero haced lo que queráis". Según publicó la prensa española, el Real Madrid estaría dispuesto a darle a López la carta de libertad, pero el arquero quiere cobrar los 13 millones de euros firmados hasta 2017 (17,4 millones de dólares).

El resumen es que el Real Madrid comienza la temporada con tres arqueros de nivel y con un debate que se inflama un poco más cada día. Y lo siguiente que debe resolver el club, y más concretamente Ancelotti, es a quién le da la titularidad: ¿A una de las estrellas del último Mundial, de nombre Navas, o a una leyenda como Casillas? Eso, suponiendo que al final se vaya López y el dilema sea sólo entre dos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)