23 de enero de 2017 00:51

Los rayados vuelven a la Libertadores

Los jugadores de Independiente del Valle, en uno de los recientes entrenamientos en el complejo de Chillo Jijón. Foto:David Paredes / EL COMERCIO

Los jugadores de Independiente del Valle, en uno de los recientes entrenamientos en el complejo de Chillo Jijón. Foto:David Paredes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 13
Redacción Deportes

El uruguayo Mario Rizotto y el argentino Christian Núñez son los únicos jugadores de Independiente del 2016 que vuelven a ser titulares en la Copa Libertadores.

Los dos extranjeros, considerados líderes del grupo, saldrán esta noche (19:15) a jugar contrael Deportivo Municipal, de Perú, en el primer partido que tendrá el equipo de Sangolquí por la fase de repechaje de la Libertadores.

En esta pretemporada, el equipo no tuvo partidos amistosos por la cercanía del torneo continental. Desde hace 21 días, los trabajos se concentraron en lo físico y en la adaptación al grupo de las 10 contrataciones que hicieron los directivos para este año.

“Este primer partido no será fácil. Para que los nuevos se acoplen al resto de jugadores deberán pasar unos días más. Ese entendimiento se gana con los partidos”, aseguró el DT rayado, Alexis Mendoza.

El cuerpo técnico revisó videos de los partidos del año pasado del Municipal. Esa es la única referencia que tuvo Mendoza de su rival de esta noche. Al igual que Independiente del Valle, el conjunto peruano está en pretemporada.

“Ellos tienen una base más amplia del equipo que terminó la temporada pasada. Tomamos de referencia las finales que jugó Municipal para armar parte de nuestra estrategia”, confirmó el DT.
En los días previos al viaje a Perú, en el complejo de Chillo Jijón hubo ambiente de Copa. Los jugadores ya sienten la adrenalina del torneo internacional. Incluso, Rizotto y Núñez hablaron con los más jóvenes del equipo para ayudarles a eludir la presión el momento de saltar a la cancha. A la charla se unió el cuerpo técnico, que ya tuvo experiencia en esta clase de torneos.

Ayer en la mañana, el equipo se entrenó en el complejo del Sporting Cristal, en Lima , y en la tarde reconoció el estadio Nacional. Una de las exigencias de los administradores del escenario deportivo fue que los jugadores no caminen con estoperoles en el césped. Por eso los coordinadores del club de Sangolquí buscaron una cancha alterna.

Felipe Mejía estaba en duda para el cotejo. El exatacante de El Nacional sufrió una gripe en los días previos del viaje a Perú por lo que no pudo entrenarse juntos a sus compañeros.

Sin embargo, no fue descartado por el entrenador colombiano y los médicos del club confirmaron que sí estará disponible para afrontar el juego de esta noche.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)