4 de agosto de 2014 11:05

Ponce y Fandiño inauguraron las Colombinas de Huelva con orejas

El diestro Enrique Ponce, que cortó una oreja, da un pase con el capote durante la corrida inaugural de la Feria de las Colombianas celebrada en la plaza de toros de Huelva. Foto: EFE

El diestro Enrique Ponce, que cortó una oreja, da un pase con el capote durante la corrida inaugural de la Feria de las Colombianas celebrada en la plaza de toros de Huelva. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
EFE
Huelva

Los diestros Enrique Ponce e Iván Fandiño cortaron una oreja cada uno en el festejo inaugural de la feria de las Colombinas de Huelva, un espectáculo condicionado por el pobre juego de los toros de los dos hierros de José Luis Pereda.

FICHA DEL FESTEJO:

Toros de José Luis Pereda, segundo y quinto con el hierro de La Dehesilla, de aceptable presentación y escaso juego. Sólo se prestó el segundo.

Enrique Ponce
: estocada baja y descabello (silencio); y pinchazo y estocada baja (oreja tras aviso). Iván Fandiño: estocada (oreja); y cuatro pinchazos y descabello (silencio). Alejandro Talavante: dos pinchazos y estocada (palmas); y estocada y descabello (silencio). La plaza tuvo media entrada en tarde fresca.

MÁS TOREROS QUE TOROS:

Enrique Ponce
estuvo muy voluntarioso aunque sin encontrar el lucimiento, ante el toro que abrió plaza, un animal muy parado, distraído y con escasa fuerza. En el cuarto, un toro que humilló y tuvo mejor son, estuvo francamente bien sobre ambas manos, en un largo trasteo en el que destacaron sobremanera dos tandas de naturales de exquisita plasticidad. Cortó una oreja.

Iván Fandiño buscó las cercanías de su primero para ir subiendo el ritmo de la faena con la mano derecha, con la que logró sacar dos buenas series de redondos. Entró la espada a la primera y paseó un apéndice. El quinto fue un animal sin raza, que se quedaba muy corto y apenas se prestó al lucimiento, motivo por el que los deseos de Fandiño por redondear la tarde se vieron frenados. Para colmo, estuvo mal con los aceros.

El diestro Iván Fandiño, que cortó una oreja, da un pase con el capote durante la corrida inaugural de la Feria de las Colombianas celebrada esta tarde en la plaza de toros de Huelva.Foto:  EFE

Talavante se lució en un quite por chicuelinas en su primero, con el que anduvo muy voluntarioso en la muleta, destacando en el toreo al natural a pies juntos del epílogo. Falló a espadas y perdió premio. Con el que cerró plaza, soso, sin casta y que se paró enseguida, se estrelló Talavante en un proyecto de faena que no llegó a tomar vuelo por culpa del nulo juego de su oponente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)