2 de septiembre de 2017 00:00

El ‘Pirata’ Hernán Barcos no jugará en Liga de Quito contra el Delfín SC

Hernán Barcos durante el partido entre Liga de Quito y Deportivo Cuenca este 21 de julio del 2017

Hernán Barcos, delantero estelar de Liga de Quito en el 2017. Foto: API

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Guayaquil (D) 
deportes@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Hernán Barcos cumplirá su segundo partido de suspensión,­ el domingo 3 de septiembre del 2017. Es la baja­ más importante de Liga de Quito, que visita a Delfín en el estadio Jocay. Los albos tienen previsto viajar el sábado a Manta.

El delantero aún debe cumplir tres de los cuatro partidos de suspensión que le impuso la Comisión Disciplinaria de la Ecuafútbol, el pasado 22 de agosto. El último martes, Patricio Torres -directivo albo- presentó el pedido de apelación.

Barcos recibió una tarjeta roja directa en la sexta fecha, cuando Liga se midió con El Nacional. El delantero golpeó con el codo a un rival y tras ser expulsado se demoró en salir de la cancha y habría insultado al árbitro, Omar Ponce, quien resumió todos los eventos en su informe.

Además del juego de mañana, el atacante argentino ya se perdió el duelo del viernes pasado ante Barcelona, en el estadio Rodrigo Paz.

Torres esperaba que el tema se tratara ayer, en la sesión del Tribunal de Apelaciones. Sin embargo, esta comitiva solo atendió la apelación que presentó el Delfín, para poder jugar con público en el estadio Jocay, precisamente ante Liga, mañana por la octava fecha del campeonato nacional.

El escenario manabita estaba sancionado debido al incidente que se presentó en el partido contra Emelec, por la sexta fecha. Ese día, un aficionado lanzó una botella a la cancha, que golpeó a un pasabolas. El castigo fue jugar su pró­ximo encuentro –ante Liga–
sin espectadores.

Con el resultado positivo que generó la apelación, albos y cetáceos podrán jugar con el aliento de sus hinchas. En el último partido que jugaron estos equipos, en la fecha 21 de la primera etapa, el estadio se llenó.

Se tenía previsto que los boletos salieran a la venta la mañana de hoy. Las generales cuestan USD 8 y la tribuna USD 12, según informó el cuadro manabita en su cuenta oficial de Twitter.
Según Manuel Picón, presidente del Tribunal de Apelaciones, el estadio quedó habilitado debido a que se comprobó, que la persona que lanzó la botella a la cancha era un hincha del equipo eléctrico y no un aficionado del Delfín.

A pesar de ello, el tribunal mantuvo la multa de USD
1 000 que debe asumir la directiva manabita, por los inconvenientes que se presentaron. Así mismo, les recomendaron realizar un operativo de seguridad más efectivo.

Picón también se refirió al caso de Barcos y explicó que como la presentación del pedido fue reciente, aún no se ha establecido una fecha para su audiencia. Sin embargo, el tribunal suele reunirse los viernes, por lo que este caso se trataría al final de la próxima semana, en Guayaquil.

Para la audiencia del tema Barcos, se citará al abogado de Liga y sus representantes, al jugador y al árbitro Ponce. El tribunal escuchará a las partes y tomará una resolución. “La intención es disminuir el castigo, que nos parece exagerado”, ­dijo Torres.
El ‘Pirata’ está arrepentido por lo sucedido, según contó el directivo. Por esa razón reconoció su error y ofreció disculpas públicas a Ponce.

“Esta es la segunda expulsión en mi carrera. Después me precipité un poco, le grité al árbitro, esas son cosas que uno no puede hacer”, dijo Barcos durante la semana, evidentemente afectado.
A decir de Torres, esa acción y los antecedentes de buena conducta podrían servir para que la apelación genere un resultado positivo. Más allá de eso, evitó revelar los argumentos que presentarán en la defensa del argentino.

Ponce conversó en días pasados con este Diario y aceptó las disculpas del deportista, pese a que personalmente no escuchó sus declaraciones. Fueron sus compañeros quienes le transmitieron las palabras del gaucho.

“Es una buena persona y acepto sus disculpas, pero la rebaja de la pena depende del tribunal”, dijo el juez guayaquileño, que no dirigió en la octava fecha por estar suspendido, por decisión de la Comisión de Arbitraje de la FEF.

Si el Tribunal resolviera mantener la sanción, el goleador se perdería los partidos contra Macará y Fuerza Amarilla. Regresaría recién en la fecha 11, cuando su equipo se mida a Universidad Católica.

El partido entre cetáceos y azucenas cerrará la octava fecha del campeonato. Es el único partido que se jugará mañana. El compromiso está programado para las 12:00, con arbitraje de José Luis Espinel.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)