11 de October de 2014 21:30

Pichincha sorprende en la Vuelta

Los ciclistas recorren una cuesta a la salida de La Concordia, ayer en la carretera que conecta a esta localidad con Santo Domingo de los Tsáchilas. Foto: EL COMERCIO

Los ciclistas recorren una cuesta a la salida de La Concordia, ayer en la carretera que conecta a esta localidad con Santo Domingo de los Tsáchilas. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 10
Contento 0
Carlos Rojas Acevedo. Redactor
rojasc@elcomercio.com (D)

Las carreras extensas de ciclismo ponen a prueba la resistencia y también las estrategias individuales y colectivas de los deportistas y sus equipos. Ayer, en la etapa más larga del giro, la mejor planificación fue la del equipo de la Concentración Deportiva de Pichincha, que contó también con dos de los pedalistas más fuertes.

El esmeraldeño José Bone volvió a ganar en una etapa de la Vuelta al Ecuador. Su persistencia se vio ayer complementada con el trabajo de Daniel Muriel, su coequipero, que fue vital para la victoria.

La cuarta jornada pasó por la vía que une La Concordia, en Santo Domingo de los Tsáchilas, y Canoa en la costa de Manabí. Fue un trayecto de 189,6 kilómetros que los más veloces recorrieron en casi 5 horas. Bone, el vencedor a día seguido empleó 4 horas, 47 minutos y 14 segundos (4:47:14).

Durante todo ese tiempo los ciclistas no dejaron de pedalear y al final ganaron los que plantearon la mejor estrategia.

Cuando ayer habían transcurrido tres horas de carrera, 9 ciclistas encabezaban la prueba y les habían sacado más de 3 minutos de ventaja a los restantes 62 competidores que largaron desde los exteriores del Municipio de La Concordia. Entre esos escapados estaban Ramiro Calpa del equipo de la Policía Nacional; Pablo Hidalgo, José Ragonessi, del Movistar Team, entre otros. Entre ellos se empezaron a disputar los primeros lugares. Unos atacaban, es decir aceleraban y los otros les seguían el paso. En los kilómetros finales, Muriel, de 21 años, se puso adelante para darle ritmo al pelotón. Eso permitió que Bone descansara un poco, pues su compañero rompía el viento; lo que es una de las estrategias más usadas por los ciclistas en el mundo.

Al final, Bone, de 25 años y quien retornó al país, en el 2010, después de haberse probado en equipos europeos, tuvo más fuerza que sus rivales y pasó primero la meta. Cuando lo hizo estaba jubiloso, lleno de adrenalina.

Con sus entrenadores y compañeros se habían propuesto volver a ganar una etapa, como lo hicieron en la tercera jornada en el circuito que se realizó en La Concordia.

Ahora el propósito de los dirigidos por Jorge Hernández, entrenador cubano que ayer manejaba el carro de abasto del equipo, es pelear los podios de las etapas y mantener a David Villavicencio en la cima de las metas volantes.

El imbabureño que corre por CDP desde este año es el líder de esa clasificación con 30 puntos. Por eso, cuando llegó unos minutos después de los vencedores de la etapa, los ciclistas de Pichincha se felicitaron. Entre sí. El ciclismo es un deporte individual en el que se gana gracias al trabajo colectivo y de eso están convencidos los seleccionados pichinchanos.

Cuando ya pasaron algunos minutos, ya más calmados después del esprín final, Bone se acercó a Muriel y le agradeció por el trabajo en equipo. Es más, cuando el esmeraldeño se dirigía al podio para que lo premiaran por segundo día consecutivo, se despojó de la camiseta roja que distingue al ganador de la etapa y se la colocó en los hombros a Muriel. Ese fue un gesto de agradecimiento por el trabajo que realizaron a lo largo de la carretera, que en varios tramos pasó cerca del mar.

En la clasificación general las cosas no cambiaron. La estrategia del equipo Panavial GAD Carchi fue mantener a Richard Carapaz y a Juan Carlos Pozo en la cima. Por eso, los ciclistas de este equipo no se inmutaron cuando se desprendió el pelotón de los fugados, pues entre ellos no estaba ningún competidor ubicado entre los primeros de la tabla acumulada.

Si entre los fugados se hubiera ido uno de los rivales, los ciclistas del Panavial se hubieran unido en el grupo. Pero como eso no ocurrió, ellos se quedaron con la caravana masiva de bicicletas.

Por eso Carapaz mantiene hoy la camiseta amarilla de líder. Él lleva 12 horas, 53 minutos y 10 segundos de carrera. Pozo está a 28 segundos y más atrás, a 1:16 minutos se ubica Henry Velasco del Movistar Team.

La etapa de hoy se corre entre Bahía y Chone, con un trazado de 117, 1 km. Los ciclistas parten desde el Municipio del cantón Sucre a las 09:00. La llegada está prevista en el paso lateral de Chone, cerca de las 12:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)