21 de January de 2014 12:18

Pekín expresa su ‘completa confianza’ en la seguridad de Juegos de Sochi

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Pekín expresó hoy, martes 21 de enero, su "completa confianza" en la seguridad de los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán entre el 7 y el 23 de febrero en Sochi (Rusia), a cuya inauguración asistirá el presidente chino, Xi Jinping.

En una rueda de prensa en Pekín sobre la visita de Xi a Rusia, la segunda en menos de un año como jefe de Estado chino, el viceministro de Exteriores Cheng Guoping aseguró que China mantiene una "completa confianza en que Rusia tiene la capacidad de garantizar la seguridad de las Olimpiadas de Invierno en Sochi".

"Creo que estos Juegos tendrán un gran éxito con esta seguridad tan intensa", agregó el viceministro.

Hasta 37 000 efectivos de seguridad se desplazarán hasta Sochi durante los Juegos (7-23 de febrero), que, según distintos cálculos, serán los más caros de la historia, con un coste total de USD 50 000 millones, cifra cinco veces superior a la presupuestada inicialmente.

Estados Unidos ha expresado su preocupación por la seguridad en Sochi, después de que el mes pasado un atentado en la ciudad rusa de Volgogrado dejara 34 muertos.

El Ministerio de Exteriores chino anunció el lunes que Xi viajará a Sochi los próximos 6 y 7 de febrero para participar en la ceremonia inaugural de las Olimpiadas de invierno y reunirse con el presidente ruso, Vladímir Putin, principal valedor de estos juegos.

La visita de Xi representa un espaldarazo para Putin, después de que tanto el presidente estadounidense, Barack Obama, como el alemán, Joachim Gauck, hayan declinado asistir.

En la rueda de prensa, Cheng también descartó que durante su estancia en Sochi el presidente chino vaya a mantener ningún encuentro con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

"China no considerará ningún contacto con Japón durante los Juegos de Sochi", subrayó el viceministro.

Las relaciones entre ambos países se encuentran muy deterioradas a raíz de su disputa territorial en torno a las islas conocidas como Diaoyu en mandarín y Senkaku en japonés, un archipiélago deshabitado en el mar de China Oriental que se sospecha pueda albergar ricos recursos naturales.

Los lazos recibieron un nuevo golpe el mes pasado, cuando el primer ministro japonés visitó el santuario de Yasukuni, donde se rinde homenaje a varios criminales de guerra nipones de la II Guerra Mundial.

China considera, dijo Cheng, que con esa visita Abe "intenta resucitar los fantasmas de la Segunda Guerra Mundial" y la invasión japonesa de China.

Según aseguró, "si surgiera una situación (donde Xi y Abe fueran a coincidir en Sochi), el líder chino expondría solemnemente la posición del Gobierno".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)