Deportes

Oswaldo Minda no se olvida del club chulla

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Preocupado 0
Contento 0
26 de November de 2012 18:19

Oswaldo 'el Perrito' Minda llegó a Quito el pasado jueves desde California y hoy arribó al complejo de Carcelén para saludar con sus ex compañeros.

El ex jugador de Deportivo Quito está preocupado por la crisis futbolística que rodea al equipo de sus amores. Sin embargo, confía en sus integrantes y directiva, y espera que el 2013 sea un mejor año para el equipo.

Minda, de 29 años, milita actualmente en el Chivas USA y está en Quito solucionando unos "temas pendientes". Minda tiene previsto volver a su club el 15 de enero, después de pasar las fiestas de Navidad y de Fin de Año con sus familiares.

En su vista a Deportivo Quito, que este miércoles enfrentará a Emelec, desde las 19:00 en un partido aplazado, el jugador contó que no ha tenido problemas con el inglés, pues dijo que en California existen muchos mexicanos y latinos, en general, que hablan español.

El 'Perrito' también negó un supuesto acercamiento con la directiva de Liga de Quito. Contó que está feliz en su club, con el que le restan dos años de contrato.

En el tema futbolístico, el técnico Rubén Darío volvió a confirmar su deseo por derrotar a Emelec y Macará, el miércoles y domingo, en ese orden.

Manifestó que en esos partidos permitirá que juveniles y suplentes sumen minutos en la cancha.  "Si bien no estará el equipo que siempre ha jugado, estará todo lo mejor que tenemos", mencionó Insua.

Tras la culminación del torneo nacional, el DT  dijo que tomarán vacaciones y que el 4 de enero se iniciará la pretemporada con cara al campeonato del 2013.  

Antes de abandonar la conferencia de prensa, el estratega argentino dijo que confía en la directiva y que está seguro de que Deportivo Quito volverá a ubicarse en sitiales estelares.

Después de dar esas declaraciones, Insúa volvió a la concentración donde lo esperaron sus pupilos. Antes, ellos se ejercitaron en el gimnasio. Mañana vuelven a entrenar a puerta cerrada.