1 de March de 2010 00:00

El ‘Nine’ Kaviedes hizo tres goles con su estilo y Macará triunfó

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Juan Pablo Vintimilla.

En los partidos parejos el desequilibrio depende de las individualidades. Esa afirmación se cumplió ayer al pie de la letra en el cotejo disputado entre Universidad Católica y Macará. Ambos tuvieron chances, pero el resultado estuvo en los botines de Iván Kaviedes.

El delantero de Santo Domingo marcó un ‘hat trick’ (triplete), se convirtió en la figura del encuentro y permitió al Macará la primera victoria del año.

No obstante, en el primer tiempo el claro dominador fue la Católica que incluso logró adelantarse en el marcador a los 12 minutos, con una acción en la que Cristian Hermosilla robó un balón a César Albornoz y definió ante la salida del golero Zumba.

El primer período mostró a una Católica como dueño de las acciones y creando constante peligro sobre el arco del Macará, que se paró en el primer tiempo con un esquema 4-4-2.

En ese lapso el local perdió, por lo menos, tres claras opciones de gol en los pies de Espínola, Hermosilla e Iza. Pero fue Kaviedes quien al minuto 42 aprovechó un contragolpe y venció a Cristian Mora con un vistoso ‘sombrerito’.

Sin embargo, la alegría ambateña duró poco y tres minutos después el mismo Hermosilla se encargó de enviar al descanso a la Católica con un tanto de ventaja.

Para el segundo tiempo el panorama cambió y Macará saltó con un esquema 4-3-3 en busca del arco rival. Ismael Villalba y Pedro Larrea ingresaron en reemplazo de Mina y Napa. Kaviedes tomó el mando en el ataque.

Fue él mismo quien aprovechó la desorganización en la defensa de Católica y puso el empate con pase de Ferreyra quien bajó con el pecho un centro por la izquierda.

Tras el empate el Macará adelantó sus líneas y el técnico Salas se negó a retroceder, pero sus decisiones no fueron acertadas. A los 71 minutos sacó a su goleador Hermosilla por Byron Cano, con lo que el equipo perdió peligro.

Cuatro minutos más tarde (75) fue otra vez Kaviedes quien puso las cifras definitivas ante un estadio que se iba poblando de hinchas que esperaban el cotejo de fondo entre Barcelona y Olmedo.

Tras marcar los tres goles, el ex seleccionado nacional pidió a Marchesini su sustitución. Kaviedes que fue ovacionado de pie por la parcialidad barcelonista.

Tras el gol la desesperación se adueñó de los locales, que salvo un disparo de Morales a los 89 minutos, no generaron peligro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)