28 de October de 2012 00:03

Nicolás Lapentti se ganó la ovación capitalina

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El grito de “vamos Nico” se volvió a escuchar nítido y fuerte en la capital. Parecía que el guayaquileño Nicolás Lapentti jugaba otra vez por Ecuador en la Copa Davis, torneo por países en el que tiene el récord de ser el tenista con más victorias en partidos a cinco sets (13 triunfos). Pero no. Para pesar de muchos de sus seguidores el de ayer fue su cotejo de despedida de la afición capitalina.

Lo hizo en un entretenido encuentro contra el español Carlos Moyá, un ex número uno del mundo. Fue un juego que arrancó risas, aplausos y hasta ovaciones bajo el sol intenso del mediodía.

[[OBJECT]]

Los aproximadamente mil espectadores celebraron los tiros ganadores que mostró el guayaquileño en el Club Buena Vista. Pero también cayeron cautivados ante la impecable técnica del español, quien llegó a la cima del escalafón mundial en 1999.

Moyá fue un ‘showman’ y la altitud de Quito pareció no afectarle. Era la primera vez que jugaba en el país y durante el partido interactuó con su rival, los aficionados, los jueces y con los asistentes.

Uno de los momentos más emotivos ocurrió cuando de imprevisto le entregó la raqueta a Édison Aguayo, uno de los pasabolas. El joven de 18 años aceptó el reto, tomó la raqueta y hasta le ganó un punto a ‘Nico’.

Cuando lo hizo levantó las manos, extremadamente contento, ante los aplausos de la afición.

Más adelante cometió una doble falta en el servicio y le entregó cabizbajo la raqueta al español, que gozó con su ocurrencia.

El público no solo aplaudió a Moyá por su buen ánimo. También por su excelente juego. El ex campeón del Roland Garros demostró que está vigente. Si bien se retiró del circuito profesional hace un par de años, ahora disputa los torneos ‘séniors’ , de la misma ATP y por eso está en forma.

Lapentti también dejó claro que se ha entrenado y por la parte física no le faltó. No obstante, quedó en evidencia que no disputar partidos le afecta porque cometió más errores que su rival.

Al final, Nico se fue ovacionado y con la victoria por 3-6, 6-3 y 10 -8 (súper tie break). En los graderíos sus fanáticos gritaban, aplaudían y coreaban su nombre.

Uno de tantos fue Jaime Garcés, de 50 años, quien empezó con el grito de “Ecuador, Ecuador...”. Él lo observó en un partido en el afamado US Open, 10 años atrás.

En la cancha, otro de tantos que se acercó a Lapentti para felicitarle fue Pedro Kohn, de 73 años. El aficionado tenía un recorte de periódico en el que atrás de un Nico más joven y eufórico se lo venía a él también, con las manos en alto. “Siempre lo he apoyado”, indicó.

El partido

El primer set favoreció claramente al tenista español Carlos Moyá, quien  jugó con mucha precisión y ganó  6-3.  

En la segunda manga, Nicolás Lapentti tuvo que extremarse  y puso a su rival a correr de uno a otro lado de la cancha. Nico se llevó el set por 6-3.    

El juego se definió en el ‘súper tie break’. En este, el guayaquileño fue más  efectivo y ganó por 10-8 para llevarse la victoria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)