19 de diciembre de 2015 10:30

River Plate desafía la hegemonía mundial del poderoso Barcelona FC

El equipo de River Plate en un entrenamiento previo a la final del Mundial de Clubes contra el poderoso Barcelona de Lionel Messi. Kimimasa Mayana / EFE

El equipo de River Plate en un entrenamiento previo a la final del Mundial de Clubes contra el poderoso Barcelona de Lionel Messi. Kimimasa Mayana / EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia DPA

Barcelona y River Plate se medirán el 20 de diciembre del 2015  en Yokohama por el título del Mundial de clubes de fútbol en un partido en el que chocarán el poderío de un club que cuenta con algunos de los mejores jugadores del mundo y la ilusión de otro que aspira a conseguir el triunfo más importante de su historia.

El Barcelona, campeón de Europa, llega como indiscutido favorito al duelo en el Yokohama Stadium, que se disputará a las 19:30 hora local (05:30 de Ecuador).

 El conjunto dirigido por Luis Enrique, que hasta última hora esperará la evolución de Lionel Messi para incluirlo o no entre los titulares, cuenta con una de las delanteras más explosivas del planeta. Al lado del astro argentino están el brasileño Neymar, recuperado de la lesión que le impidió jugar la semifinal, y el temible atacante uruguayo Luis Suárez.

A pesar de ese claro favoritismo del club español, River, apoyado por más de 15 000 hinchas que llegaron mayormente desde Argentina, aspira a sacudir a la opinión pública internacional consiguiendo un triunfo que, de concretarse, marcaría un hito deportivo sin precedentes. Hace solo cuatro años, el club argentino vivió la hora más aciaga de su trayectoria al descender a la Segunda categoría de su país.

"Queremos ganar el partido desplegando nuestro fútbol habitual. Sólo si jugamos como lo hacemos en los partidos decisivos conseguiremos que la final sea un duelo disputado. Si nos mantenemos unidos tendremos opciones de lograrlo", declaró el lateral izquierdo de River Leonel Vangioni.

Luis Suárez, que marcó un 'hat-trick' en la semifinal, advirtió: "River es uno de los grandes de América. Por algo ganó la Copa Libertadores. Sabemos que va a ser un rival más que difícil y tenemos encarar la final lo mejor posible para conseguir el título que queremos".

El delantero uruguayo del FC Barcelona,Luis Suárez (izq.), pelea por el balón con dos jugadores del Guangzhou Evergrande, durante la semifinal del Mundial de Clubes que disputaron ambos equipos en el estadio de Yokohama (Japón). EFE

El delantero uruguayo del FC Barcelona,Luis Suárez (izq.), pelea por el balón con dos jugadores del Guangzhou Evergrande, durante la semifinal del Mundial de Clubes que disputaron ambos equipos en el estadio de Yokohama (Japón). EFE

El entrenador de Barcelona, Luis Enrique, se mostró hoy optimista respecto a la posible alineación de Messi y Neymar. "Los dos están mejor. Faltan muchas cosas por ver antes del partido. Siempre soy optimista. La calidad de cualquier jugador del Barcelona hace que pueda jugar sin estar al 100 por cien. Tiene que estar al 99 por cien...", dijo el español.

El argentino sufrió un cólico nefrítico en la noche anterior a la semifinal, mientras que el brasileño arrastra una lesión muscular desde el 8 de diciembre. Todo apunta, sin embargo, a que estarán sobre el césped.

De acuerdo a lo que pudo saberse en las últimas horas, el equipo argentino repetiría el mismo once con el que derrotó al Sanfrecce de Japón en la semifinal, con la excepción del volante Leonardo Pisculichi, que cedería su lugar al experimentado Luis González o al polifuncional uruguayo Camilo Mayada. "Este equipo tiene un corazón enorme que se verá reflejado en el campo", aseguró el técnico de River, Marcelo Gallardo. "Para tener posibilidades tenemos que jugar un partido perfecto. Es un gran desafío, tenemos que jugar de manera inteligente e intensa".

En lo que va de la temporada 2015, incluyendo campeonatos locales e internacionales, el equipo catalán lleva disputados 66 partidos, de los cuales ganó 53, empató 7 y perdió apenas 6. En ese lapso, anotó 173 goles (una media de 2,6 por partido) y le marcaron 51. River, en cambio, acumula un total de 55 partidos jugados, de los cuales ganó 24, empató 18 y perdió 13, con 78 goles a favor y 51 en contra.

El Mundial de clubes es la competición que sucedió a la antigua Copa Intercontinental, que enfrentaba al campeón de Europa y de la Libertadores. Barcelona levantó en dos oportunidades el trofeo, en 2008 y 2011, mientras que perdió una definición, la del 2006, ante el Internacional de Brasil.

River, en cambio, ganó una sola edición, en el formato Intercontinental, cuando en 1986 alcanzó su hora de mayor gloria futbolística al derrotar 1-0 al Steaua Bucarest.

Diez años más tarde, ya cuando las asimetrías económicas entre el fútbol europeo y sudamericano comenzaban a dispararse, el conjunto de Nuñez, que contaba con Marcelo Gallardo, su actual entrenador, en sus filas, perdió la final ante la Juventus de Italia, también 1-0.

La intercontinental desapareció en 2004, cuando las plantillas de los equipos sudamericanos empezaban a verse notablemente rezagadas ante los poderosos y ricos clubes europeos. De los últimos 20 torneos, Europa manda con 15 títulos, entre Mundial e Intercontinental.

Posibles alineaciones

River Plate: Barovero; Mercado, Maidana, Alvarez Balanta, Vangioni; Carlos Sánchez, Kranevitter, Leonardo Ponzio, Mayada; Mora y Alario. Entrenador: Marcelo Gallardo.  

Barcelona: Bravo; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Iniesta, Rakitic; Neymar, Messi y Suárez. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)