25 de abril de 2016 19:34

'Un equipo de fútbol en muertos' en obras olímpicas de Río desde el 2013 

Fotografía de archivo del 8 de febrero de 2014, del Cristo Redentor con el estadio Maracaná y el Gimnasio de Maracazinho al fondo, escenerios que será utilizados en los Juegos Olímpicos Río 2016 en Río de Janeiro (Brasil). Foto: Marcelo Sayao/ EFE

Fotografía de archivo del 8 de febrero de 2014, del Cristo Redentor con el estadio Maracaná y el Gimnasio de Maracazinho al fondo, escenerios que será utilizados en los Juegos Olímpicos Río 2016 en Río de Janeiro (Brasil). Foto: Marcelo Sayao/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

"Un equipo de fútbol en muertos”: así lo describió la superintendencia de Trabajo de Rio de Janeiro al denunciar los 11 fallecidos en obras para los Juegos Olímpicos desde 2013, más que las víctimas durante la organización del Mundial-2014 en todo Brasil.

“Es un número que asusta. Hubo 11 muertes en todas las obras olímpicas desde 2013”, entre instalaciones deportivas y otras obras de infraestructura relacionadas con los Juegos, explicó a la AFP el superintendente Robson Leite.

La cifra fue divulgada este lunes, 25 de abril del 2016, en un informe de la superintendencia de Trabajo, cuyo objetivo es “llamar la atención de las autoridades en materia de seguridad para evitar accidentes en el futuro”.

“Esto es un equipo de fútbol de muertos. Todo eso causado por la falta de planificación, sin duda. Y las corridas a la hora de finalizar”, dijo Eliane Castilho, una auditora que trabaja junto a Leite, al presentar un informe con las cifras en una ceremonia previa al Día Mundial para la Seguridad y la Salud Laboral, que se celebra el jueves.

Un total de ocho trabajadores murieron en todo el país durante las obras de la Copa del Mundo de fútbol de 2014.

Leite destacó que durante la edición anterior de Londres 2012 no se reportaron fallecidos en las obras olímpicas.

Obras sin seguridad 
Algunas obras para Río 2016 (5-21 de agosto) se atrasaron, como el velódromo, y el órgano inspector ha expresado su preocupación sobre el hecho de que puedan haber nuevas víctimas por la aceleración de los trabajos.

La nueva línea del metro, que conectará los barrios turísticos de Copacabana e Ipanema (sur) con Barra de Tijuca, centro neurálgico de los Juegos, es un ejemplo de una obra contrareloj: está prevista para ser inaugurada en julio, un mes antes de la ceremonia de apertura.

Y fue precisamente en este emprendimiento que tres obreros murieron: uno con el cráneo aplastado por un camión, otro cayó de una escalera y un tercero fue golpeado por una manguera de aire comprimido.

Otros dos decesos se reportaron en las obras de entorno del Parque Olímpico; otros dos en los nuevos museos construidos para los Juegos (el Museo del Mañana en la zona portuaria y el Museo de Imagen y Sonido en Copacabana) . Uno en la construcción de un viaducto, dos en las obras de las vías expresas para buses articulados y otro en trabajos del tren suburbano.

Hubo dos heridos graves: uno está hospitalizado después tras resultar electrocutado y otro perdió una pierna, detalló Castilho.

“No es necesario que los trabajadores hagan jornadas agotadoras. Suspenderemos algunas obras”, advirtió Leite, cuyo despacho depende del ministerio de Trabajo.

Leite destacó por ejemplo que en el velódromo las obras llegaron a ser suspendidas por una “serie de problemas” de seguridad relacionados con cinturones de seguridad y electricidad.

Ni la alcaldía ni el comité organizador Rio-2016 respondieron a los llamados de la AFP.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)