27 de agosto de 2015 15:10

Los pilotos de Yamaha vuelven a ser la 'piedra en el zapato' de Marc Márquez

(De izq a der) El piloto español Jorge Lorenzo (Yamaha Movistar), el japonés Shuhei Nakamoto (Honda Racing Competition HRC), el español Marc Márquez (Repsol Honda Team) y el italiano Valentino Rossi (Movistar Yamaha) posan en el podio al final de la carre

(De izq a der) El piloto español Jorge Lorenzo (Yamaha Movistar), el japonés Shuhei Nakamoto (Honda Racing Competition HRC), el español Marc Márquez (Repsol Honda Team) y el italiano Valentino Rossi (Movistar Yamaha) posan en el podio al final de la carrera en Indianapolis. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

El español Jorge Lorenzo y el italiano Valentino Rossi, los pilotos oficiales de Yamaha, vuelven a ser la "piedra en el zapato" del también español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 ), en su objetivo de recuperar el máximo posible de puntos tras un aciago principio de temporada como consecuencia de sus problemas técnicos.

El circuito de Silverstone, escenario de la undécima prueba puntuable del campeonato del mundo de MotoGP, puede ser el lugar propicio para que Marc Márquez logre recortar puntos siempre y cuando se tengan en cuenta las estadísticas de la última carrera en el trazado británico.

Entonces, en 2014, la victoria recayó en el piloto de Repsol Honda, auténtico dominador de ese fin de semana, en el que Jorge Lorenzo peleó hasta el final por un triunfo que se le escapó por algo más de siete décimas de segundo, mientras que Valentino Rossi, tercero en discordia, concluyó a más de ocho segundos.

Una vez más, todo apunta a que la lucha por la victoria debe ser protagonizada por el primer piloto del equipo Repsol Honda y el representante de Yamaha, quien más triunfos ostenta a lo largo de la temporada, con cinco, por tres de Rossi y otros tantos de Márquez, lo que le permite ocupar el liderato del campeonato empatado a puntos con su propio compañero de equipo, Valentino Rossi.

En buena lógica ellos deben de ser los protagonistas de un fin de semana en el que el segundo piloto de Repsol Honda, Dani Pedrosa, es quien más puede ayudar a su compañero de equipo, restando puntos a sus rivales con una buena clasificación y, por qué no, buscando una primera victoria en la presente temporada que, por ahora, se le ha negado, pues cuenta con la segunda posición de Alemania como su mejor resultado de un año no demasiado positivo para sus intereses.

Atrás han quedado los problemas físicos derivados del síndrome compartimental que sufrió nada más comenzar el año, por lo que su rendimiento tendría que ir en aumento y en un circuito de cambios de dirección rápidos y largo recorrido, casi seis kilómetros, podría ser el escenario propicio para pugnar por la victoria por primera vez en la temporada, para remontar la séptima plaza que ocupa en el campeonato.

Aunque ante esas características del trazado de Silverstone también podrían buscar su oportunidad los pilotos de las siempre rápidas Ducati Desmosedici, los italianos Andrea Iannone y Andrea Dovizioso, que necesitan corroborar el trabajo de los ingenieros italianos encabezados por Gigi DallIgna, para validar la progresión del "proyecto Desmosedici".

Ellos son, en realidad, los únicos que pueden plantar cara a las Repsol Honda o a las Yamaha oficiales, puesto que el resto de equipos satélites, salvo problemas técnicos o errores de los pilotos oficiales, han demostrado en lo que va de año que el tercer peldaño del podio, como mucho, puede ser su gran objetivo de la temporada.

Objetivo que, hasta la fecha, sólo ha conseguido el británico Cal Crutchlow al manillar de la Honda RC 213 V del equipo del italiano Lucio Cecchinello, lo que además, por el escenario que ahora nos ocupa, bien podía convertirlo en el máximo aspirante, como piloto no oficial, a ocupar una plaza en el podio.

En busca de una progresión mayor y de ocupar mejores posiciones deben estar también los pilotos de Suzuki, los españoles Aleix Espargaró y Maverick Viñales, que por una u otra razón no han brillado como ellos mismos esperaban, pues el mejor resultado de una moto de la marca de Hammamatsu este año es el sexto lugar de Viñales en Cataluña.

Su hermano Pol, con la Yamaha YZR M 1 de equipo Tech 3 también quiere ser el mejor referente de la escuadra francesa, aunque lo tendrá complicado con su compañero de equipo, el británico Bradley Smith, quien ya ha logrado la renovación por una temporada más con el equipo que dirige el francés Hervé Poncharal.

El objetivo de Héctor Barberá será el mismo de anteriores grandes premios, ocupar la primera posición de la clasificación de motos "Open", mientras que Álvaro Bautista buscará dar un paso más en el rendimiento y evolución de su Apriia RS-GP para una temporada 2016 mucho más positiva junto al fabricante de Noale (Italia).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)