28 de February de 2014 00:02

Los motores de la Fórmula Uno están listos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La grilla de partida de la temporada 2014 de la Fórmula 1 reunirá a los mejores pilotos del mundo con innovaciones en sus monoplazas y en la normativa del certamen.

En esta campaña no solo hará falta la destreza de los conductores, sino también la creatividad de los ingenieros, técnicos y todo el equipo de la escudería.

Cada detalle en el automotor es indispensable para su desarrollo en el asfalto.

Los nuevos motores de competencia son más pequeños con seis cilindros. Existen nuevas fuentes de recuperación de energía que ayudarán a los pilotos a aumentar la velocidad con pulsación directa desde sus volantes.

Además hay nuevas dimensiones en los tanques de gasolina. Ahora podrán llenar 100 litros de combustible por cada carrera.

En los últimos años el monoplaza de Sebastian Vettel ha servido de referencia para que el resto de escuderías construyan sus vehículos. El piloto alemán ha sido el más veloz por cuatro años consecutivos desde el 2010.

Adrian Newey, ingeniero y diseñador de Red Bull, le dio a Vettel un automotor que en la pista es casi imposible de superar.

El monoplaza del alemán está construido según las directrices del viento y la aerodinámica. Con esta lógica, Red Bull también ganó cuatro mundiales de constructores.

Para la temporada 2014 todas las escuderías buscarán seguir los pasos de Red Bull.

Los motores V6 turbo serán su principal herramienta de competición. Están construidos con propulsores de menor cubicaje, son más ligeros, tienen un sonido diferente al actual y los escapes tendrán una sola salida hacia la parte trasera del automotor.

En el caso de Red Bull, sus monoplazas tendrán varios puntos de escape de los gases lo que permitirá que tengan más agarre en el asfalto.

El aspecto ambiental también tendrá su lugar en esta temporada. Los sistemas de recuperación ERS son ecológicos y ayudarán a tomar impulso a los pilotos en determinadas zonas del circuito.

Con tan solo apretar un botón instalado en el volante, los automotores tendrán una potencia extra de 33 segundos.

En resumen, los nuevos motores V6 son más veloces en la pista que los V8. La reducción de la cilindrada y la potencia se compensa con el turbo y el nuevo sistema ERS, que multiplica por cinco el desarrollo del motor en la pista.

Todos estos cambios surgieron con las nuevas normativas de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

El máximo organismo propuso reducir la influencia de la aerodinámica para el Mundial y aplicar una menor carga en los monoplazas. Esto significa que existe una menor resistencia al avance en una recta y el auto será más veloz en estos tramos.

Otro aspecto importante en los nuevos autos de la F1 son las modificaciones de los morros y los alerones. La altura del morro disminuirá considerablemente en su punta, y los alerones, tanto el delantero como el trasero, tendrán un menor tamaño.

Charlie Whiting, director de carrera de la FIA, propuso cambiar el antiguo morro que se parecía a la trompa de un oso hormiguero por otro que tenga menos altura.

La norma para la construcción de esta pieza es que debe ser 300 milímetros más baja que la anterior. La altura de la punta que abre el túnel del morro disminuye a 185 milímetros.

Esto provocará una mayor división del aire frontal y aumentará la cantidad de aire que bordea al vehículo por encima para alcanzar el alerón trasero.

Con respecto a los alerones, el delantero reducirá su anchura en 150 milímetros, de los 1 800 a los 1 650. El trasero también disminuirá su tamaño y serán construidos 20 milímetros menos que los empleados en la pasada temporada.

Estos cambios disminuirán las fuerzas que empujan al monoplaza en dirección al suelo. Por esto, los ingenieros deberán afinar en sus detalles de construcción para aumentar la carga aerodinámica.

Todas estas modificaciones hacen que el monoplaza sea más pesado y obligará a que los pilotos vayan al gimnasio y sigan un plan dietético para adelgazar y así equilibrar el peso total. La temporada se i niciará el domingo 16 de marzo con el Gran Premio de Australia en el circuito de Melbourne.

Detalles de los cambios El nuevo motor turbo tendrá mayor protagonismo esta temporada, según las escuderías.

El V6 turbo tiene los propulsores más pequeños y genera un sonido diferente al de los coches del 2013.

Cada piloto dispondrá de cinco motores al año.

El propulsor ERS recupera la energía sobrante del coche que sale del motor y las frenadas.

Los depósitos de gasolina solo podrán llevar 100 litros de carburante por cada prueba.

Los autos del 2013 tenían seis segundos de potencia.

Los nuevos monoplazas de las escuderías tendrán una potencia extra durante 33 segundos.

Lo anterior será a través de un pulsador instalado en el volante.

Si el motor consume demasiado combustible, los pilotos deberán aumentar el ritmo o abandonar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)