18 de febrero de 2018 00:00

La Minitri femenina se alista para el Sudamericano

En la Casa de la Selección se entrena la Mini-tri con la DT Vanessa Aráuz. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

En la Casa de la Selección se entrena la Mini-tri con la DT Vanessa Aráuz. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Martha Córdova
Redactora (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

‘En poco tiempo tenemos que hacer muchas cosas”, dijo Vanesa Aráuz, entrenadora de la Selección nacional Sub 17 de fútbol femenino que se alista para intervenir en el Campeonato Sudamericano que se realizará en Argentina.

El 1 de febrero comenzó la concentración del equipo con 30 chicas en la Casa de la Selección. Este ciclo de prácticas avanzará hasta el día 23. El grupo se concentrará de nuevo el 1 de marzo con las 18 jugadoras que irán al torneo internacional que se disputará del 5 al 30 de marzo en la ciudad de San Juan, Argentina.

Aún la Confederación Sudamericana de Fútbol no ha realizado la conformación de grupos para la primera fase del certamen que entregará dos cupos al Mundial de fútbol que se desarrollará en Uruguay.

“En este grupo están siete chicas que jugaron el Sudamericano Sub 20, el pasado mes de enero y varias de las jugadoras que observamos durante nuestra gira por el país, el año pasado”, añadió la entrenadora tricolor, quien está al frente de las selecciones femeninas desde el 2013 cuando se graduó en el Instituto de Entrenadores de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

La selección nacional se entrena en dos jornadas diarias. Muchas de ellas deben, además de cumplir con las prácticas, adelantar las tareas colegiales, en el caso de las seleccionadas que pertenecen a la región Sierra. Las de la Costa se encuentran en período de vacaciones.

Por la tarde, después de la segunda práctica, también se realizan trabajos técnicos, pero en pizarra, “de manera pedagógica, les enseñamos qué es lo que queremos, en nuestra idea táctica y que ellas lo vayan comprendiendo”.

Aráuz sostiene que con esta Selección se inicia un nuevo proceso, “tenemos a dos jugadores muy jovencitas de 12 y 13 años, para que vayan conociendo nuestro sistema de trabajo”. Entre las ‘chiquitas’ está Adella Jácome, de 13 años. Su padre es Santiago Jácome, quien defendió por varios años a LDU y que llegó también a la Selección Nacional. “El fútbol lo juego desde pequeña, en realidad, toda la familia lo practicamos”, dijo la futbolista que, al contrario de su padre, que se desempeñó como defensa, ella es delantera.

“Será difícil lograr un cupo en la selección definitiva, pero estamos trabajando muy duro, las chicas de mayor experiencia nos ayudan, nos dan consejos”, dijo la adolescente.

Pero el primero en ofrecer sus consejos fue Santiago Jácome, quien le recomendó “trabajo al máximo y el cumplimiento de los horarios para las prácticas y en la concentración”.

En cambio, Marthina Aguirre, de 17 años, es una de las jugadoras con mayor experiencia dentro del grupo. Ella estuvo en la Selección que hace dos años jugó el Sudamericano de esta categoría y también en el Sub 20, que no pudo lograr el cupo al Mundial. “Esa participación nos dejó muchas enseñanzas. Estamos corrigiendo las cosas que se hicieron mal”, dijo la jugadora que se desempeña como volante ofensiva.

Ella pertenece al club de la Universidad San Francisco y también jugó en la selección de los Juegos Bolivarianos.

Nayeli Bolaños, quien por una lesión no pudo jugar el Sudamericano Sub 20, está en fase de rehabilitación. La futbolista del club 7 de Febrero de Los Ríos, trabaja en la Casa de la Selección, pero no todo el tiempo con el grupo.

Otros clubes que aportan jugadoras a la Selección son Espuce, Ñañas, Unión Española, Carneras, IK-9, Talleres Emanuel, que participan el Campeonato Nacional Femenino. Además, están jugadoras de escuelas de fútbol y de selecciones de Pichincha y Manabí.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)